•   Madrid / EFE  |
  •  |
  •  |

Las selecciones de Holanda, Italia y Francia, tres de las tradicionales potencias del fútbol, dieron un paso adelante en sus aspiraciones de clasificación para la Eurocopa de 2012.

Holanda domina con claridad el Grupo E. Goleó a domicilio a Hungría (0-4). A medio gas. Sin aspavientos. El subcampeón del mundo cuenta sus partidos por victorias y tiene un colchón de seis puntos respecto de sus perseguidores.  Los goles de Rafael Van der Vaart, del barcelonista Ibrahim Afellay y de Dirk Kuyt y Robin Van Persie redondearon el triunfo holandés, que frustró las expectativas competitivas del equipo magiar, ahora alejado del primer puesto.

Francia rentabilizó su visita a Luxemburgo, ante el colista, para acentuar su dominio en el Grupo D. Tras su derrota en el primer partido, el cuadro galo acumula con ésta cuatro triunfos consecutivos.

El bloque francés, con el atacante Karim Benzema muy activo pero sin el acierto del que ha presumido en las últimas jornadas, notó el retorno de Frank Ribery, de vuelta al bloque ‘blue’ tras el mundial. El jugador del Roma Philippe Mexès abrió el marcador y Yoann Gourcuff tras una acción de Benzemá, firmó el segundo, que sentenció el choque.

Italia, por su parte, sacó adelante su visita a Eslovenia para lograr una nueva victoria, la cuarta, y allanar su camino europeo. Un gran gol del centrocampista brasileño nacionalizado italiano Thiago Motta a falta de un cuarto de hora permitió a la selección “azzurra” dejar atrás los fantasmas del Mundial de Sudáfrica y casi garantizarse un billete para disputar la Eurocopa en Polonia y Ucrania en el verano de 2012.

Finalmente, dos goles de Axel Witsel, uno en cada parte, dieron el triunfo a Bélgica en Austria (0-2), que encajó su primera derrota de la fase de clasificación y que facilita, aún más, la situación del líder del Grupo A, Alemania, que hoy recibe a Kazajistán.