•   Granada, España / EFE  |
  •  |
  •  |

Un doblete de David Villa, con el que se convirtió en el máximo goleador de la historia de la selección española, premió la apuesta por el fútbol y condujo a la remontada a España ante la República Checa 2-1, en un golpe de autoridad de la 'Roja' al grupo de clasificación para la Eurocopa 2012.

Villa sacó del apuro a la selección. Recuperó su olfato goleador en un momento clave. Para derribar un planteamiento ultra defensivo de la República Checa, el rival más duro en el inmaculado camino a una nueva gran cita.

República Checa tuvo un planteamiento conservador. El seleccionador Michal Bilek, pobló el centro del campo para desconectar la fuente de alimentación de la 'Roja'.

Del Bosque mantuvo una duda hasta el final. Con Fernando Torres en el banquillo y David Villa como 9, perdiendo su desborde cuando parte desde la izquierda, a España le faltó remate. Le sobraba un jugador en la construcción. Lo añoraba en los últimos metros.

El dominio español era abrumador. No había noticias ofensivas de la República Checa. Milan Baros era un guerrero solitario e Iker Casillas un espectador de lujo. Pero el fútbol tiene guiños inesperados. Jaroslav Plasil, en el único tiro a puerta de los checos en todo el partido, sorprendió a los 29 minutos con un zurdazo ajustado, que entró a la portería.

Del Bosque arriesgó tras el descanso, al ver cómo Cech detenía dos remates de Villa en los últimos compases del primer acto.

Rectificó su planteamiento inicial. Sacrificó a Xabi Alonso para dar entrada a Torres y España inició su acoso. Buscaba el camino y acabó encontrando el premio a su apuesta por el fútbol. A los 69 minutos, Villa recibía en la frontal, amagaba y soltaba un zurdazo a la red. Cuatro minutos después Iniesta era derribado dentro del área y el 'Guaje' volteaba desde el punto de penalti el marcador.

Era el día señalado para que Villa ascendiese a los altares. El máximo artillero de la historia con 46 goles en 72 partidos. Su doblete deja a España con medio pasaporte a la Eurocopa 2012. España extendió así a 10 su racha de victorias en partidos oficiales.