•  |
  •  |
  • END

Los Medias Rojas de Boston se mostraron entusiasmados con Bartolo Colón y no muy seguros con Clay Buchholz en la lucha por el quinto puesto en la rotación de abridores para la próxima temporada. Todo eso pone en un buen plano al nicaragüense Devern Hansack.

Hansack es junto a Julián Tavarez y Kyle Snyder uno de los candidatos más fuertes a quedarse con ese puesto. La lesión de Curt Schilling abrió esta competencia y en este momento nadie en Boston toma una clara decisión sobre su reemplazo.

El nombre pesa con Bartolo Colón, quien ayer tuvo su primera sesión de bullpen con el receptor Doug Mirabelli y el coach de pitcheo John Farell. Durante 11 minutos realizó 42 lanzamientos, entre bolas rápidas y cambios de velocidad, algunos de sus envíos se aproximaron a las 90 millas.

“Fue una sesión formidable para el veterano de 42 años”, dijo Farell. Se le había anunciado para lanzarle a los Dodgers de Los Ángeles el próximo nueve de marzo, pero será hasta el 15 de abril que lo haga ante los Rojos de Cincinnati.

Boston aseguró, por medio de su manager, que el derecho Clay Buchholz no está garantizado en la rotación, pese a que en su primera salida retiró a los tres hombres que enfrentó con nueve lanzamientos, y sigue siendo uno de los valores con más potencial en la franquicia.

“Lo que pasó el año pasado con mi actuación es cosa pasada, ahora estamos en otro momento y con una gran calidad de competidores”, dijo el propio Buchholz al referirse a su posibilidad de quedar en la rotación.

En las notas donde se refieren a Colón y a Buchholz, dejan de mencionar a Hansack como competidor para el quinto puesto, y sólo señalan al dominicano Tavarez y al joven Kyle Snyder.

Francona se atreve a decir que en la carrera por el quinto puesto el que va a la cabeza es Buchholz, pero que es muy prematuro descartar a Colón y poco justo desechar a Tavarez, Snyder y Hansack.

La experiencia de Colón juega un papel importante y bastará con que pueda volver por sus fueros para ganarse el puesto. Eso obligaría a los Medias Rojas a pagar 7 millones de dólares, debido a que actualmente firmó un contrato de liga menor sin compromiso, pero si quedaba en el club esa sería la cifra que desembolsarían.

Al final esa puede ser la excusa más poderosa para descartar a Colón.