•   Efe / Costa Rica  |
  •  |
  •  |

Sin el aporte del estelar Lionel Messi, excluido como prevención, debido a una contractura en el aductor derecho, un equipo alternativo del seleccionado argentino hizo poco en el empate sin goles ante Costa Rica, en el amistoso jugado en el Nuevo Estadio Nacional, en San José.

El cotejo fue deslucido, pero ya en el primer tiempo los dos conjuntos tuvieron oportunidades como para convertir.

Con este encuentro concluyó la minigira del representativo de la AFA, que había comenzado el sábado con la igualdad 1-1 ante los Estados Unidos, en Nueva Jersey.

Estos compromisos le sirven al seleccionado albiceleste como preparación para la Copa América Argentina 2011, que se pondrá en marcha el 1° de julio. El público costarricense quedó decepcionado por la imposibilidad de ver en acción a Messi y para mayor contrariedad del equipo titular ante Estados Unidos el entrenador Sergio Batista sólo repitió desde el comienzo al arquero Mariano Andújar, a los defensores Gabriel Milito y Marcos Rojo, además de los mediocampistas Ever Banegas y Javier Mascherano.

Así en el primer período a la formación de la AFA le faltó seguridad defensiva, equilibrio, precisión y creatividad. Lo mejor lo aportó Lucas Biglia, quien dio muestras de que tiene claro los conceptos que pretende imponer el director técnico, especialmente en lo concerniente a presencia, tenencia, panorama y distribución.

En lo que sí incurrió el volante del Anderlecht a lo largo de la noche fue en algunas infracciones para tratar de ponerle tope a las réplicas de un adversario que puso énfasis en presionar, reducir espacios, cortar circuitos y salir rápido de contraataque.

Al talentoso Javier Pastore le quedó demasiado grande desempeñar la función que Batista le asigna a Messi, de encender el fuego sagrado en el ataque.
Entre los acompañantes de Pastore en la ofensiva se vio más activo a José Sosa, mientras fue insuficiente el aporte de Nicolás Gaitán.

En el fondo Argentina también sufrió algunos desacoples, los que fueron solucionados por el zaguero Ezequiel Garay y Andújar, ambos muy atentos y efectivos.