•  |
  •  |
  • END

El Nuevo Herald
Dicen que la mala suerte de uno es la alegría de otro, y el cubano Michel Abreu pudiera estar muy cerca de dar un paso importante en su carrera si la salud del estelar Carlos Delgado no progresa.

Delgado, uno de los mejores bateadores de la última década en las Mayores, se perdió parte de la temporada pasada por una lesión en la cadera, y los Mets de Nueva York están realmente muy preocupados de que éste sea dado de baja por un mayor período de tiempo.

El llamado ''El gigante de Matanzas'' es uno de los principales nombres que barajan los Mets para reemplazar al inicialista puertorriqueño, quien padece de fuertes dolores en la parte derecha de la cadera.

''Empezaremos a darle una oportunidad a Abreu en esta primavera, es un buen jugador y podría hacer un gran trabajo en la primera base de los Mets'', afirmó el gerente general del equipo, Omar Minaya.

Nueva York también podría utilizar los servicios de Damion Easley, Marlon Anderson, el panameño Olmedo Sáenz y el puertorriqueño José Valentín como variantes para sustituir a Delgado, pero ninguno de ellos es un inicialista natural como el toletero cubano.

Aunque es casi un desconocido en la gran carpa, Abreu --cuya fecha de nacimiento es enero de 1979, de acuerdo con datos de las Grandes Ligas-- es un primera base natural que descolló en las Series Nacionales de la pelota cubana, donde conectó para .315 en ocho temporadas y pegó 115 cuadrangulares con los conjuntos de Matanzas.

Abreu escapó de la isla en febrero de 2004 y firmó un primer contrato con los Medias Rojas de Boston, pero problemas de inmigración le impidieron llegar más temprano a Estados Unidos y ese pacto quedó sin ningún efecto.

Sin embargo, no perdió tiempo y en 2006 conquistó el liderato de bateo en la Easter League, de categoría Doble A, con promedio de .332. Meses después, aterrorizó a los lanzadores en la liga profesional de Nicaragua.

A principios del año pasado firmó un contrato con los Mets y en lo poco que ha jugado durante esta primavera con el equipo ha impresionado sobremanera por su gran fortaleza con el madero.

''Pienso que lo que más le gusta a los fanáticos son los jonrones y yo tengo la fuerza y la habilidad para conectar batazos largos'', había comentado Abreu a la prensa nicaragüense en 2006.

“En todos los campeonatos en que he estado me he mantenido entre los mejores jonroneros y pienso que si me adapto a los diferentes lanzamientos y la velocidad de las Grandes Ligas puedo brillar allí''.