•   El Nuevo Día/ Mexicali México.--  |
  •  |
  •  |

Giovani Segura revalidó el sábado como campeón mundial Junior Mosca, al noquear en tres asaltos al boricua Iván ‘Iron Boy’ Calderón en un atestado auditorio nacional. El fin vino transcurridos 1:39 del tercero, cuando Calderón puso rodilla en el suelo, tras recibir de Segura un trío de ganchos al cuerpo.

Segura, quien subió vestido como un guerrero azteca (apodo por el que se le conoce en el boxeo), salió como había prometido: buscando acabar la pelea temprano.

No obstante la mayoría de sus golpes a la cabeza y al cuerpo de Calderón fueron defendidos efectivamente por el guaynabeño, que sufrió la segunda derrota a manos de Segura, ambas por al vía rápida.

Tan pronto sonó la campana, el público comenzó a gritar ¡México! Transcurrido el primer minuto de la reyerta, Segura pilló contra las cuerdas a Calderón, quien tuvo que abrazar al azteca para no ser castigado. Un minuto después, se repitió la escena.

Iván lanzó con frecuencia su jab derecho en el primero. “Empecé en los primeros asaltos a dominar, pero su fortaleza me dominó a mí”, reconoció Calderón, quien comenzó a sangrar de la nariz en el segundo asalto, luego de que Segura le conectara un oper de derecha.
Al comenzar ese segundo episodio Calderón recibió a Segura en el centro del ring. El mexicano entonces comenzó a castigar casi exclusivamente los planos bajos del boricua, quien se fajó en el cuerpo a cuerpo durante el primer minuto.

Luego comenzó a boxear en reversa y a jabear desde lejos. Con 40 segundos por pelear en el segundo, el árbitro Samuel Viruet amonestó a Segura, luego que el mexicano conectó un golpe bajo. La pausa le dio un aliento al boricua, quien cerró el capítulo con un buen jab y una sólida derecha.

Iniciando el tercero, Iván buscó seguir boxeando en reversa, con su espalda contra las cuerdas. Pero transcurridos 55 segundos, Segura lo arrinconó contra las cuerdas a nuevamente, y desató la ofensiva que llevó a Calderón a la lona.

Segura, quien elevó su foja a 27-1-1, con 23 nocauts, definió la pelea conectando tres oper de derecha al cuerpo. Cuando el boricua hincó rodilla en lona lo cruzo con otra derecha.

Calderón escuchó de rodillas al árbitro puertorriqueño Samuel Viruet realizar el conteo reglamentario de 10 segundos.