•  |
  •  |

En horas de la tarde de ayer, el presidente del Xilotepetl, Wilber López, introdujo ante Fenifut una carta de protesta en la que señala el supuesto juego viciado que le dio una victoria tan abultada y además conveniente al América 7-1 sobre Real Madriz.

Ese triunfo, en el que hubo tres penales y un expulsado del Madriz, combinado con el revés del Xilotepetl 3-1 ante Ferreti, dejó a los jinotepinos en posición de descenso directo por cuestión de gol average, en el que América los supera aunque los dos están con 27 puntos.

No obstante, el dirigente López asegura que estuvo en el partido América-Madriz y fue evidente cómo entregó el juego el equipo de Somoto.  “Fue un juego viciado y en el que estoy seguro hay intereses de Florencio Leiva, para que el América se mantenga en la Primera División, al que siempre ha estado vinculado. No me quedó duda que se vendió quien se haya vendido para que ganara América", comentó el directivo.

En el primer tiempo, América perdía 0-1 con un golazo anotado por Aldrin López, pero en el complemento las cosas cambiaron y se vio un Madriz irreconocible. Aunque siendo justos hay que decir que hubo otro factor que atentó contra los somoteños, llegaron apenas con 12 jugadores y el cansancio pudo haber causado que hayan bajado su nivel.

López alega que es difícil pensar que un equipo tan aguerrido como se ha mostrado Madriz, de repente cometa penales con tanta frecuencia. Tres en un solo juego, "da mucho qué pensar" por la forma flagrante con la que ocurrió.

“Es hora de sentar un precedente en nuestro fútbol. Ya basta de tanta corrupción e intereses para favorecer a otros clubes. Todos ya saben la forma increíble que subieron al América, quitándole la posibilidad al VCP de mantener su franquicia y ahora de otra forma tan descarada lo favorecen con este juego, porque sí hubo juego viciado", alegó López.

Para la Federación hace unos meses alegó antideportividad cuando suspendió sin decir razones a un jugador ex  seleccionado nacional. Lo acusó sin jamás hacerlo de frente, de ser el causante de que Nicaragua perdiera por goleada 5-0 ante Guatemala.

Jamás hubo más acusaciones más que la del suspendido y fueron drásticos sin al parecer tener la más mínima prueba. Pero lo curioso es que a nadie más acusaron, y me refiero a los jugadores que sí estuvieron en la cancha. "Ahora apelo a esa antideportividad con la que asumió el caso la Federación y lo aplique después de hacer una seria investigación", comentó el dirigente.