•   Barcelona / END  |
  •  |
  •  |

El Barcelona buscará hoy una victoria en el Camp Nou lo suficientemente concluyente para visitar el fortín del Donbass Arena, dentro de una semana, con suficientes garantías de pasar a semifinales de la Liga de Campeones, donde es casi seguro que se dé el duelo con Real Madrid.

El conjunto azulgrana desea encadenar ante los ucranianos su noveno triunfo en casa en la ‘Champions’ (no pierde en su estadio en la máxima competición europea desde el 1-2 ante el Rubin Kazan el 20 de octubre de 2009) y encarrilar una eliminatoria ante un rival incómodo al que ha ganado cinco veces en ocho partidos.

Pep Guardiola sabe que el Shakhtar es un club muy peligroso en su campo, donde permanece invicto desde su inauguración en agosto de 2009, y que la eliminatoria pasa fundamentalmente por lograr un buen resultado en la ida, así que no piensa especular con el once este miércoles.

Tras clasificarse para la final de Copa y dejar casi sentenciada la Liga con los ocho puntos que le saca al Real Madrid tras la disputa de la última jornada, el Barça centrará ahora todos sus esfuerzos en la Liga de Campeones.

Si no hay contratiempos, el técnico del Barcelona recuperará para este duelo a los lesionados Maxwell Scherrer y Pedro Rodríguez. Carles Puyol y Eric Abidal serán, por tanto, los únicos hombres que ocupen la enfermería.

Las bajas de Abidal y Puyol obligarán de nuevo a Guardiola a retrasar la posición de Sergio Busquets, que volverá a actuar como pareja de Gerard Piqué en el eje y dejará su plaza en el pivote defensivo al argentino Javier Mascherano.

El Shakhtar Donestk, equipo revelación de esta edición de la Liga de Campeones y que nunca ha disputado una eliminatoria de cuartos en la Copa de Europa, saltará hoy al césped del Camp Nou sabiendo que cualquier resultado ajustado puede servirle en la vuelta para lograr la machada.
En su última visita al estadio azulgrana, en diciembre de 2008, se llevó la victoria por 2-3, pero ante un Barcelona plagado de suplentes la estar ya matemáticamente clasificado para los octavos de final como primero de grupo.

Los ‘mineros’ ucranianos, que únicamente ha perdido este año un partido europeo ante el Arsenal en Londres (5-1), son una mezcla explosiva entre disciplinados defensas y centrocampistas de Europa del Este, y habilidosos medios y delanteros brasileños. En Barcelona, probablemente exhiban su versión más austera.