•  |
  •  |

Estos Rangers dan la impresión de poder ganar 161 juegos. Ya llevan 8-1 con su victoria por 3-0 sobre los hasta hoy sorprendentes Orioles, aprovechado el efectivo pitcheo abridor de Derek Holland (2-0 y 2.25), el tercer remate de Neftalí Feliz, y jonrones de Ian Kinsler y Adrian Beltré. ¿Cómo ganarle a un equipo que ha despegado tumbando bardas con una furia incontrolable y que agrega sólida defensa y pitcheo solvente? Los 18 jonrones (5 de Cruz, 4 de Kinsler, 3 de Beltre y 3 de Napolí), cifra líder en las mayores, garantizando una impresionante capacidad de producción, certifica lo destructivo que son estos Rangers, mirando desde muy temprano hacia los Play Offs, con posibilidad que les autoricen a vender boletos, algo nunca visto a esta altura.


Ver al temible Alberto Pujols reducido a 143 puntos con sólo un jonrón, después de fallar siete veces frente a los brazos de San Francisco, es tan raro como encontrarse con los Indios instalados en la cima del sector central en la Liga Americana con 7 y 2, liquidando a Seattle el fin de semana y alargando a siete su racha de victorias.


En Detroit, pese al cuarto jonrón de Miguel Cabrera impulsando par de carreras, los Tigres fueron doblegados 9-5 por los inadvertidos Reales de Kansas. Lo más llamativo en pitcheo, fueron los 15 ponches de Jered Weaver, estelar de los Angelinos, consiguiendo su tercer triunfo de la campaña por 6-4 sobre Toronto, en tanto los Filis, con Cole Hamels bien aceitado dibujando siete ceros, fijaron su balance en 7-2, inutilizando 3-0 a los Bravos, frustrando a Derek Lowe; y los Rays de Tampa, que acaban de ver salir a Manny Ramírez cuestionado por la puerta de la cocina, han sido reducidos a un triunfo perdiendo ocho juegos.