•  |
  •  |

Con triunfos inobjetables de 7x3 y 6x2, el Bóer aplicó ayer una barrida en la doble jornada a los Toros de Chontales, los que sin su bateador estelar, Jimmy González y un pitcheo rayando casi en lo frágil, fue presa de los capitalinos que le sacaron la serie 3-1.


A primera hora el Bóer pasó apuros para producir en los primeros episodios, pero con tres hits en el quinto y cuatro carreras, sacó la ventaja para minimizar cualquier daño que intentaran los chontales.


El mejor bateador del partido fue Francisco Hernández, quien estuvo perfecto en cuatro turnos. La victoria fue para Ariel Saldaña en relevo de 2.1 entradas. Abrió y fue expulsado por el Bóer, Róger Marín. La derrota fue para Wilfredo Sambola, quien fue descifrado con cinco limpias en 4.1 episodios.


En el segundo encuentro, el Bóer estuvo ganando 5x0 hasta el quinto episodio. Los boeristas hicieron una en el segundo por sencillo remolcador de Ariel Argüello, dos más en el cuarto por doble de Winston Dávila, y elevado de sacrificio también de Argüello. Sumaron otro par en el quinto por doble de remolcador de Stanley Loáisiga y sacrificio de Hernández. Todo eso frente al abridor, José David Rugama (4-3).


Los chontaleños anotaron la primera frente a Juan Serrano (5-1) en el quinto por doble remolcador de Oscar González y sacrificio de Juan Carlos González. Se acercaron 5x2 por otra anotada en el sexto. Pero un jonrón de Jonathan el séptimo marcó la diferencia definitiva 6x2.