•  |
  •  |

El técnico del Ferreti, José Balladares está viviendo la peor crisis de los capitalinos en su época reciente. No hacen goles, la media se esfuerza más por llegar aunque sin acompañamiento, no tiene un delantero que saque la cara por los rojinegros, y en el último partido contra Real Estelí se vio cuan desesperado está el catracho por encontrar solución a ese problema: puso a un defensa central como centro delantero.

Lo increíble es que los extranjeros que contrataron para hacer goles no han dado la talla, ni siquiera son la sombra de lo que necesita el Ferreti, por lo que Valladares ha tenido que fajarse con jugadores nacionales, pero es obvio que el material que tiene no es para hacer milagros.

Desde que tomó las riendas de los rojinegros, Valladares ha cumplido, ha peleado finales de los últimos torneos sin importar el rival. Pero da la impresión que no lo han respaldado con los refuerzos que necesitaba para asumir de mejor forma el Clausura.

Para este miércoles tendrá otro duelo difícil contra Diriangén, que sin duda se ha convertido en el mejor club de la segunda vuelta de la fase regular y lo que va de la Cuadrangular.

¿Será posible que Valladares logre el milagro de meter al equipo a la Final con tantas carencias que se miran en la cancha? Se ve difícil pero el catracho no lo duden, jamás abandonará el barco.