•  |
  •  |
  • END

Los ex becados, Róger Mejía, Raúl Fuentes, Wilmer Vásquez, Gerardo Arce, Raúl Fuentes, Daniel Rivera y Kevin Gutiérrez fueron sancionados por un año de toda actividad futbolística de la federación y selecciones, por haberse regresado de la escuela de talento de los Tigres do Brasil antes de tiempo y por actos de indisciplina en su estadía por Brasil.

Así lo informó ayer en un comunicado de prensa la Federación Nicaragüense de Fútbol, Fenifut, luego de que su Comisión Disciplinaria hiciera una evaluación de cada uno de los casos, escuchando la versión de los siete jugadores y contrastándola con un informe que envió la dirigencia de los Tigres do Brasil.

“Es injusto lo que están haciendo conmigo porque jamás cometí indisciplina y si me regresé fue porque no había las condiciones. El mismo Miguel Larios (dueño de los Tigres) lo aceptó. Voy a apelar, porque no puede ser que nos dejen sin jugar”, dijo Ibáñez a EL NUEVO DIARIO.

Mejía también aseguró que apelará hoy a la Federación, porque lo están acusando de algo injusto, con sólo rumores, porque nadie puede señalarlos de indisciplina.

“Nos acusan de indisciplina a base de rumores, porque ni los Tigres, menos la Federación, se preocuparon por nuestras actividades fuera de la escuela. Nadie puede decir que llegué tomado o causé algún escándalo. Sería una mentira si lo dijeran. Es injusto lo que están haciendo”, argumentó el defensor, uno de los principales acusados por actos de indisciplina.

A Gerardo Arce lo golpeó mucho la decisión porque tenía la esperanza de que lo dejaran jugar porque no cometió indisciplina y consideraba que era lo mejor haberse regresado a falta de condiciones en la escuela.

Rivera aseguró que apelará la decisión, porque al igual que ellos, “la federación y los Tigres incumplieron el contrato porque no brindaron las condiciones para entrenar. Ellos no nos pueden hacer esto, porque aquí fallamos todos”.

El último aspecto que menciona el comunicado, es que los jugadores deben pagar toda deuda que hayan contraído a título personal, lo que no tiene que ver con la inversión que hicieron en ellos en Brasil.