•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los muchachos de la Universidad Thomas More que, sudados y mojados, están lavando automóviles para recaudar fondos y remodelar el área de Nefrología del Hospital Infantil “La Mascota”.

María Elsa Atha es la presidenta del Club Color Esperanza y se emociona al relatar que con su esfuerzo y el de otros estudiantes ayudará a mejorar las condiciones del sitio donde atienden a los niños con infecciones renales en “La Mascota”.

“Con los fondos que recaudemos de los ‘car wash’ esperamos remodelar la sala de espera, el comedor y el área recreativa de la unidad de Nefrología”, afirma la joven.

Cuando le preguntamos por qué tomaron esta iniciativa, explica que un grupo de alumnos de la Thomas More sintió la necesidad de apoyar a esos niños, hijos de personas con pocos recursos económicos, la mayoría procedentes de los departamentos del interior del país.

“Visitamos el hospital y observamos que en esta unidad solo se encontraban los padres y los hijos, así que decidimos traerles ayuda”, afirmó la joven universitaria.

Greta Abea, de 18 años y estudiante de Mercadeo y Publicidad, considera que ha sido una experiencia conmovedora trabajar por niños enfermos de los riñones, quienes a pesar de eso siempre mantienen una sonrisa.

Jessica Pérez, encargada de Vida Estudiantil en la Thomas More, dice que esa universidad inculca en sus estudiantes la solidaridad con personas necesitadas, así como el liderazgo y la responsabilidad de contribuir a la sociedad nicaragüense en general.