•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En clases los profesores suelen manejar la política de “cero celular”. A muchos les resulta una medida extrema pero, estudiantes consultados admiten que abrir la ventana de chat marca el inicio de un intercambio de mensajes que te “desconecta” de las explicaciones del “profe”.

Eveling Esther Urtecho, del primer año de Psicología en la Universidad Central de Nicaragua, UCN, confiesa que parte del tiempo en el que debería estar “full” concentración en clases, lo dedica para “textear”.

“Chateo durante las clases, pero lo hago poco, para no bajar mi rendimiento académico”, dice la universitaria.

Shirley Solange Escobar, relata que por su apego al chat casi reprueba una materia. “Chateaba mucho durante las clases, ahora solo trato de concentrarme en los estudios, aunque me resulte difícil”, admite.

La tentación

Julio Miguel Sevilla, estudiante del primer año de Derecho en la Universidad de Managua, UdeM, dice que “por lo general (los universitarios) siempre respondemos los mensajes de celular aunque estemos en clases, eso es una mala costumbre que nos afecta”.

Katherine Picado, estudiante del primer año de Periodismo en la UdeM, es otra de las que suele responder los chats. “Aún estando en clases los respondo, eso sí, lo hago a escondidas de los profesores”, indica.

Afecta aprendizaje

Yamileth Medrano, psicóloga de la UCN, explica que el abuso del chat puede tener consecuencias negativas en el ámbito académico, como bajas calificaciones, incumplimiento de tareas y déficit de atención.

“En el ámbito social, aunque están ‘comunicados’, se aíslan de sus familiares y vecinos. También creo que se afecta la salud de los adictos, ya que no realizan actividades físicas”, señaló la experta.

Al respecto Erick Carrión, docente de la UdeM, comenta que “un estudiante que se mantiene chateando, no aprende, y contribuye a que sus compañeros se desconcentren”.

Tecnologías en el estudio

Las tecnologías son un excelente recurso educativo, la clave está en el uso que les dan los jóvenes, indica Rodrigo Peñalba, experto en tecnologías de la Información y Comunicación.

Del chat reconoce la ventaja para establecer comunicación rápida y económica con compañeros de clase,

dice Peñalba, argumentando que universidades de otros países envían tips educativos vía chat.

 

"Para todo existe tiempo, yo no chateo en las horas de clases, mis papás invierten mucho dinero en mis estudios, y debo sacar buenas calificaciones".

Reyna Navarro

Estudiante de la UdM