•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ahorrar es algo que despierta interés entre los universitarios. Aunque algunos consultados no acostumbran guardar parte del dinero de sus mesadas; todos coinciden en que es un hábito que se debe cultivar.

“Cuando tengo dinero me lo gasto en ropa, comida, salidas al cine, fiestas, y mis gastos de la universidad los pagan mis padres”, revela Shelby Guevara, de 19 años de edad estudiante del Instituto de Estudios Superiores de la Universidad Nacional de Ingeniería, IES-UNI.

“Yo no tengo cuenta de ahorro, ni alcancía, no ahorro del todo”, añade la jovencita, para quien de momento ahorrar no es prioridad.

Alexa Barragán, estudiante de Ingeniería en Sistemas, tampoco ahorra por falta de costumbre, pero al plantearse el asunto reconoce su importancia y dice que “tal vez pronto inicie a ahorrar, pero tendré que entregar el dinero a una persona de confianza para que no me lo entregue sino hasta lograr la meta que me propuse”, expresa.

Buenos ejemplos

Guillermo Armando García, de 19 años, estudiante de Ingeniería en Sistemas del IES-UNI, comparte que ahorrando ha podido comprar sus propias cosas.

“En mis últimas vacaciones pude trabajar en una librería y el dinero que gané, lo ahorré para comprar una laptop que necesitaba para realizar mis trabajos de la universidad”, dice satisfecho.

Según Guillermo, sus padres le enseñaron el valor de ahorrar dinero y “desde niño siempre he tenido una alcancía, ahora que estoy en la universidad, ellos la pagan, pero de mi mesada logro ahorrar mensualmente unos 50 dólares”, comenta.

“Ahorrar es importante porque uno nunca sabe cuándo sucederá un percance, de mi beca yo ahorro unos 200 córdobas mensuales, lo que me permite comprar mi ropa sin pedirle a mi mamá”, contó Daniela Dangle Rocha, estudiante de Arquitectura, originaria del departamento de Rivas.

 

Los beneficios del ahorro

¿Por qué es necesario ahorrar? José Morales Torres, coordinador de la carrera de Economía Aplicada de la Universidad Centroamericana, UCA, aporta algunas razones.

Permite solucionar problemas económicos imprevistos. Te sirve para cumplir metas, si comenzás a ahorrar con el objetivo de comprar algo.

Es un primer paso hacia tu independencia económica.

Si necesitás materiales o querés sumarte a una gira de campo, tendrás fondos para costearlos.

Aprendes a administrar tu dinero y no necesitarás pedir constantemente ‘reales’ a tus padres o tutores.