• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los estudiantes de la Universidad Centroamericana, UCA, recibieron de manera positiva la propuesta de comenzar a crear una comunidad saludable y amigable con el medio ambiente.

Se trata de una propuesta planteada por las autoridades universitarias y que se centra en crear un entorno saludable. Para ello pretenden sensibilizar a los universitarios sobre lo importante que es para sus vidas adoptar un estilo de vida sano.

Según sus planteamientos, de esa manera podrán reducir riesgos a desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles y, además, estarían ayudando a reducir el gasto público en Salud.

El Programa UCA Saludable fue inaugurado el pasado jueves, y a través de este están invitando a la comunidad educativa a contribuir para tener un aire libre de humo y otros contaminantes.

“Yo no fumo, así que estar en un lugar donde no se fuma me hace sentir más cómodo”, comentó Rodrigo Ruiz, del primer año de la carrera de Derecho, a quien también le resultó muy positivo saber que en su universidad existirán establecimientos de comida sana, “para tener mejores opciones de alimentación y también prevendrás entrarle a los vicios”, dijo.

“¡La idea es súper!”, opinó Gabriela Sánchez, del IV año de Psicología, pues considera que “por lo general (los universitarios) no consumen comida saludable; algunos fuman y toman, y no hacen ejercicio”, agregó.

Alcances del proyecto

Vera Amanda Solís, Secretaria General de esta casa de estudios superiores, señaló que el Programa UCA Saludable es un modelo que invita a la comunidad universitaria a cambiar los malos hábitos por costumbres que contribuyan a mejorar la calidad de vida de todos los universitarios y del personal que labora en la UCA.

“Queremos que la comunidad universitaria deje de consumir comida chatarra y coma alimentos saludables; si fuman, que dejen de fumar; que los universitarios hagan ejercicio. De esta manera evitaremos que nuestros alumnos se conviertan luego en profesionales que padecen de enfermedades crónicas no transmisibles y se mantengan siempre productivos”, destacó Solís.

También, el programa deja beneficios a la salud pública, ya que las aproximadamente diez mil personas que transitan diariamente por la UCA, estarán expuestos a los llamados a cambiar sus estilos de vida.

"El programa posiblemente nos haga cambiar las malas costumbres que tenemos y fomentará que hagamos ejercicios, eso prevendrá enfermedades en el futuro".

Melvin Dávila

Estudiante de Contabilidad, UCA.