•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los últimos tres años, Manuel Hernández, de 20 años, estudiante de Ingeniería en Sistemas en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, se ha practicado dos veces la prueba del VIH.

Dice que la ve como “una medida de precaución, no tengo temor de realizármela y creo que todas las personas que tienen vida sexual activa deben realizársela para conocer su estado de salud y evitar contagios”.

En cambio “Jhony”, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, confiesa que la primera vez que se practicó la prueba del VIH tuvo mucho temor, pues había sostenido relaciones sexuales sin preservativo.

Gladys Corea, del Centro de Mujeres de Masaya, una organización que trabaja el tema de prevención del VIH, explica que todos aquellos que llevan una vida sexual activa están llamados a monitorear su estado de salud, lo cual incluye practicarse la prueba de VIH. “

“Debes hacértela frecuentemente vos y tu pareja, para saber que ambos están sanos”, recomienda.

Dejó de ser tabú

Según el doctor Charles Wallace, responsable de la Unidad de Prevención del VIH de la UNAN- Managua, en esta casa de estudios de forma permanente se le brinda información a los jóvenes y al resto de la comunidad universitaria, sobre las Infecciones de Transmisión Sexual, ITS.

“Nosotros capacitamos a nuestros docentes en el tema de ITS y el VIH, y luego los maestros se encargan de proporcionar los conocimientos adquiridos a los estudiantes a través del Seminario de Información Integral que es una materia que se brinda a los estudiantes en primero o segundo año”.

En el caso de la UCA, la psicóloga Dinorah Medrano informó que imparten Talleres de educación para la sexualidad, una asignatura optativa para los estudiantes de todas las carreras y de todos los años.

Respecto a las pruebas de VIH, en la UNAN, la UCA y la UNI diferentes organizaciones que tratan el tema, llegan periódicamente a realizar pruebas gratuitas.

Mayor conciencia

“Juana”, de 22 años y estudiante de III año de Filología y Comunicación en la UNAN, decidió hace unos meses iniciar su vida sexual. Afirma que desde entonces considera una “necesidad” el uso del preservativo para protegerse ante infecciones de transmisión sexual.

Dice que como las nuevas generaciones están iniciando a temprana edad su vida sexual, es necesario que tanto en los colegios como en las universidades, se les brinde información adecuada para que aprendan a protegerse.

Dinorah Medrano, Coordinadora del Departamento de Psicología de la UCA, también coincide en que es importante la prevención, pues advierte que las famosas relaciones de amigos con derecho que establecen algunos jóvenes, sumado al consumo de alcohol propician las relaciones sexuales de alto riesgo.

“Cuando se dan las situaciones antes descritas, se aumentan las posibilidades de contraer infecciones de transmisión”, destacó la catedrática.

Ejemplo de esto es “Mayra” de 19 años, quien cursa III año de Arquitectura en la UCA, quien confiesa que durante el último año no ha tenido una relación de noviazgo formal, pero sí un par de “amigos con derecho”, porque considera que de esa manera se “evita la fatiga de dar explicaciones o soportar ataques de celo”.

También ocurren las conquistas durante una noche de fiesta y sobre eso Jonathan Centeno de la Universidad Nacional de Ingeniería dice que sus últimas dos parejas las ha conseguido en la disco. “No es una regla, pero mis dos últimas novias las conocí mientras visitaba la disco, nos hacemos amigos y luego ha surgido la química”, añade.

 

VIH crece

Al finalizar el año 2012, en el país se registraban 7,875 personas con VIH, según cifras reportadas por la Asociación Nicaragüense de VIH-Sida, Asonvihsida. Según Arely Cano, directora de esta organización, los más afectados con el virus son personas entre 15 y 44 años, segmento a que pertenecen los estudiantes universitarios.

 

 

"Me practico la prueba como una medida de precaución, no tengo temor de realizármela y creo que todas las personas que tienen vida sexual activa deben realizársela para conocer su estado de salud y evitar contagios masivos".

Manuel Hernández

Estudiante de Ingeniería en Sistemas en la UNAN.