•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La famosa fórmula de las “3B” -buena, bonita y barata- fue aplicada por estudiantes de Ingeniería Civil de la Universidad Centroamericana, UCA, en su proyecto “Alternativas Constructivas Polirroz”.

Bryan Tórrez, Camila Calderón, Georgina Salguera, Analís González y Alejandro Castillo, explican que su idea es una respuesta al encarecimiento de los materiales de construcción tradicionales, lo cual en muchos casos, hace que la gente sacrifique calidad adquiriendo productos de mala calidad.

“Alternativas Constructivas Polirroz” consiste en la fabricación de bloques y lozas a base de cascarilla de arroz y perlitas de poliestireno expandido, un material parecido al poroplast. Entre las cualidades, además del precio, los muchachos destacan que es un sistema amigable con el medioambiente y que existe de forma abundante en el país.

Según sus creadores, otras bondades de esta alternativa de construcción es que se reduce el peso en la estructura habitacional y presenta un mejor comportamiento ante eventos sísmicos, haciendo que los habitantes corran menos riesgo. Por otro lado, la cascarilla de arroz y las perlitas de poliestireno sirven como aislante acústico, lo que ayuda a garantizar privacidad entre una vivienda y otra.

Camila Calderón señala que el proyecto Polirroz es totalmente sustentable, ya que los costos de los materiales son mínimos y con ello, “se pretende disminuir el uso de los materiales de construcción como la arena y contribuir a que las familias nicaragüenses se vean aliviadas por el hecho de poder adquirir este material de bajo costo y amigable con el medio ambiente”.

Esta alternativa innovadora es un esfuerzo no solo de los estudiantes de Ingeniería Civil, sino de un cuerpo docente respaldado por la Universidad Centroamericana, que desde las aulas de clases se interesan por buscar soluciones prácticas a las problemáticas de la población nicaragüense.