•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En las universidades del país existen chavalos que, sin dudarlo, se enlistan en proyectos cuya única recompensa es saber que contribuirán a que personas que ni siquiera conocen mejoren sus condiciones de vida.

Evelia Soza, presidenta de la Red Nacional del Voluntariado Social, reconoce que los centros de educación superior “son las principales fuentes de capital humano para las organizaciones benéficas”.

Parte de esa legión de jóvenes solidarios es Marisol Moreira, estudiante de Medicina de la Universidad Americana, UAM, e integrante del Voluntariado Ecológico de esa alma máter.

“Los jóvenes con todas nuestras energías debemos contribuir a realizar cambios sociales”, enfatiza la muchacha tras mencionar que cuando “estás en el voluntariado te convertís en un agente de cambio. Nosotros desde el grupo tratamos de incidir en tener un ambiente sano”.

Nubia Aguilar estudia Diplomacia y Relaciones Internacionales en la UAM, pero esta chavala desde muy pequeña se ha interesado en las causas sociales, primero en organizaciones medioambientales como Eco Clubes Nicaragua, y recientemente desde la organización Casa Alianza, donde atienden a niños y adolescentes en riesgo.

Nubia, junto a un grupo de estudiantes de la UAM, se han dado a la tarea de recolectar fondos para financiar el viaje de niños que viven en Casa Alianza, al “Mundial de Fútbol de Niños de la Calle”, a efectuarse en Brasil el próximo año.

Voluntariado Social ignaciano

En la Universidad Centroamericana, UCA, existe un grupo de jóvenes que dedican parte de su tiempo libre a realizar obras sociales, como reforzamiento escolar en escuelas de barrios pobres de la capital, visitas a las principales cárceles del país para brindar charlas educativas a los privados de libertad y, hasta organizan veladas culturales en los asilos de ancianos.

Los chavalos de la UCA cuentan con 170 voluntarios que visitan lugares como el Hospital Infantil La Mascota, la Cárcel Modelo, orfanatos y centros comunitarios. Jordany González, del cuarto año de la carrera de Comunicación Social, dice que el trabajo comunitario es satisfactorio pues ayudan a las personas más necesitadas.

Construyen “techos”

Existen universitarios integrados al organismo Techo, organización regional que cuenta con 608 mil voluntarios en América Latina, quienes trabajan en la construcción de viviendas para personas de escasos recursos económicos, que viven principalmente en zonas sonde impera la pobreza.

En Nicaragua está conformado principalmente por estudiantes universitarios, uno de ellos es William Pavón Espinoza, estudiante de Administración de Empresas, de la UCA, quien se dedica a reclutar voluntarios en los colegios de Managua, para que se sumen a esta iniciativa.

100 en 1 día Managua

Es un grupo de jóvenes universitarios que además son músicos, poetas, bailarines y chavalos con ganas de regalar un gesto de cortesía a las personas que transitan por la ciudad de Managua. Su motivación, según contó Aldo Rappaccioli Montealegre, es crear una sociedad más amistosa y agradable para vivir en ella.

Ventana

En honor al poema Ventana, del poeta Alfonso Cortez, un grupo de chavalas encabezadas por Cristiana Castellón fundaron la organización Ventana, en 2011, desde la cual se dedican a brindar momentos de recreación a las personas internadas en el Hospital Psicosocial de Managua. Los jóvenes que pertenecen a esta iniciativa son de la UAM y de la UCA.

Voluntariado de la Upoli

La Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, cuenta también con un grupo de voluntarios que alcanza los 900 jóvenes que trabajan de la mano con organizaciones como la Cruz Roja Nicaragüense, el Cuerpo de Bomberos, los Boy Scouts, grupos ambientalistas, con la organización Visión Mundial, entre otros, contó Evelia Soza, coordinadora del grupo.