•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entrevistamos a algunos de nuestros estudiantes sobre sus experiencias en la Universidad Thomas More. Esto nos dijeron:

Según Felipe Gutiérrez, “es un hogar donde puedo pasar tiempo con mis amigos, puedo estudiar y divertirme. El grado de exigencia en el estudio es bien alto, pero los profesores me conocen y me ayudan a enfocarme”.

Para Arlette Romero, “es una educación personalizada, donde se interactúa con los profesores y nos acercamos a la realidad social mediante los diversos clubes”.

Felipe Mendieta afirma: “Una de las mejores elecciones que he hecho en mi vida, por la calidad de educación, excelentes profesores con gran experiencia y gran conocimiento en sus áreas. Tiene una vida estudiantil activa, interesante, alegre y además te facilita que la transición del colegio a la universidad no sea tan difícil”.

Otros de nuestros estudiantes fueron entrevistados sobre sus vivencias en los Proyectos de Liderazgo Social. Esto nos compartieron:

Camilo Robles nos compartió que el proyecto “A un solo sentir” pretende integrar a la sociedad con las personas sordas y viceversa; “para demostrar que no es un problema de comunicación el que podamos tener con estos niños, sino es un problema de pensamiento. Vivimos en una burbuja en la cual nosotros creemos que lo sabemos todo o que tenemos todas las herramientas para realmente desarrollarnos como personas, cuando en realidad nos limitamos a nosotros mismos de aprender a través de la interacción con otros individuos con capacidades diferentes. Aprendí a tomar conciencia de manera sincera, porque por ejemplo el patrón de conducta más común es tener lástima por los demás, sin ser agentes de cambios”.

Valeria González, del proyecto Playing 4 a Change, ha logrado uno de sus propósitos, que ha sido ser un puente de comunicación entre los padres e hijos. “Como jóvenes líderes, nuestro deber será agregar valor a la sociedad… Seamos quienes vamos a resolver problemas haciéndonos intermediarios, estableciendo buenas vías de comunicación”.

En conclusión, todo indica que los estudiantes de la Universidad Thomas More aceptan el desafío planteado con entusiasmo y convicción, para llegar a ser profesionales de primera.