•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

José recuerda que en secundaría era el muchacho aislado de su grupo, no le hablaba casi a nadie y todos lo miraban de forma extraña. Su rostro, marcado por el acné, le hacían sentir menos que sus compañeros y él mismo se autoexcluía de las actividades que realizaba su grupo.

La timidez de José terminó cuando ingresó a la universidad y un profesor le dijo que si no participaba en la clase, no aprobaría jamás su asignatura.

El miedo de perder la beca de arancel, hizo que el joven poco a poco participara en los debates que se armaban en sus clases. Ahora, entre risas destaca que es una “lora”, que no para de hablar y que tiene muchos amigos.

¿A qué se debe la timidez?

Según la psicóloga Belinda Solís, no existe un factor específico que genere la timidez en las personas, pues según ella es una conducta que se aprende en la niñez o con la que se nació. Para Solís, es un estado que provoca en los jóvenes miedo al expresarse, por temor a ser rechazados, por ser juzgados; también es porque creen que serán blancos de burlas, algo que los obliga a llevar a una vida social cerrada con pocos amigos y sin perspectivas de acercarse a más gente.

Solís resalta que un profesional necesita tener una actitud social positiva para que le vaya mejor en su campo de profesión.

“Si no te desarrollás y no te comunicás con las demás personas, es difícil que cumplás con tus objetivos en un trabajo”, asevera la psicóloga.

Maestros opinan

“Si no te comunicás, no podés ser exitoso”, destaca Mary Hellen Espinoza, docente de la Universidad Americana, UAM. La experta destaca que un futuro profesional no debe ser tímido, ya que si lo es, no podrá proyectar sus habilidades y conocimientos; entonces tendrá problemas en las clases y no podrá optar a buenos empleos al graduarse, ni a becas fuera del país.

“Los jóvenes deben expresarse muy bien, los docentes debemos estimular que nuestros estudiantes puedan comunicarse correctamente de forma oral y escrita, para que sean profesionales integrales”, recomendó la profesora de la UAM.

Experiencias

“Yo era tímido en la primaria y secundaria, no tenía muchos amigos; luego me di cuenta que debía vencer mis miedos, si quería ser una persona de éxito en la vida”, recuerda Anthony Howay, estudiante de Medicina en la Universidad Americana (UAM).

Sayuri Kuzasa, estudiante de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), considera que al ingresar a la universidad muchos jóvenes experimentan la timidez, debido a que enfrentan un nuevo mundo, donde difícilmente conocen a la gente que los rodea.

“Cuando va pasando el tiempo en la universidad y conoces a las personas, la timidez desaparece, te vuelves más extrovertido y haces nuevos amigos”, finalizó Kuzasa.

Cindy Caldera recordó que al ingresar a la universidad fue víctima de ‘bullying’, por estar un poco gorda; eso la hizo refugiarse en su propio mundo y no le hablaba a nadie.

La universitaria relata que a pesar de ser gordita venció el ‘bullying’ y la timidez. “Yo le hablo a la gente y siempre me defiendo, si sos tímida la gente a veces se quiere aprovechar de vos”, expresa Caldera.

 

¿Qué es la timidez?

Según la psicóloga Belinda Solís, existen diferentes conceptos sobre esta actitud del ser humano. Entre las más populares está que es una característica de la personalidad de un sujeto o estado anímico que afecta las relaciones interpersonales.

 

Recomendaciones

La psicóloga Belinda Solís recomienda a los jóvenes que son tímidos, al momento de los debates en clases o durante las exposiciones, que aprendan a relajarse antes de hablar. Que se preparen con anticipación (leer y analizar lo que se dirá), practicar antes de hablar –si es una exposición– y rodearse de gente extrovertida que le transmita seguridad.

 

Créditos: Lisandro Roque / END / Modelo, foto portada Carmen Laínez: estudiante de la UAM.