•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A mediados del siglo XIX surgió en los colegios de Gran Bretaña un deporte llamado rugby, que combinaba las manos y los pies para trasladar un balón ovalado de una cancha a otra. Entre los valores que fomenta este juego se encuentran la disciplina, el compañerismo y el respeto por el rival. El rugby principalmente se juega en países como Inglaterra, Escocia, Irlanda, Francia y Nueva Zelanda; pero con la globalización y las nuevas tecnologías cada día gana adeptos y las universidades nicaragüenses no son la excepción. Un grupo de chavalos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, practican dicho deporte desde hace siete meses.

Los Lobos

Los Lobos Rugby Club es el equipo de la UNAN-Managua y son capitaneados por Donald Narváez, quien asegura que la idea de tener un club de rugby en la universidad surgió en agosto del 2013, cuando un instructor francés les planteó la idea de un deporte con mucho contacto físico que les ayudaría a liberar el estrés de los exámenes.

Pronto la idea ganó adeptos y actualmente Los Lobos están compuestos por veinte hombres y nueve mujeres que practican dos días a la semana por un par de horas cada sesión. Según Narváez, uno de sus principales obstáculos es que solo cuentan con dos balones para practicar, pues no se comercializan en el país.

“Nosotros somos un equipo muy particular, ya que no tenemos un entrenador, alguien que nos guíe, nosotros aprendimos las reglas del juego viendo YouTube, leyendo en internet y haciendo consultas a otros equipos con más experiencia en Nicaragua”, relata Narváez.

Quita el estrés

María Cristina López cursa segundo año de Química Industrial y es parte de Los Lobos. Ella asegura que practicar rugby le ayuda sobre todo a liberar toda su energía y quitarse el estrés. “Siento que ahora me concentro más en las clases”, afirma López, quien se unió al equipo universitario luego de ver un partido entre Los Lobos y un equipo de San Juan del Sur. Ángel Acevedo afirma que haberse integrado al equipo de rugby le permitió conocer a otros jóvenes y hacer amistades con chavalos de diferentes carreras. “Yo estudio segundo año de Matemáticas y con Los Lobos he aprendido del trabajo duro, del trabajo colectivo, la unión, el compañerismo y confianza en las personas que te rodean”, destacó Acevedo.

 

Ventajas de practicar deporte en equipo

Disciplina. La práctica de un deporte de equipo enseña a los jóvenes la importancia de la disciplina sin que se den cuenta. Y es que verán que el equipo funciona bien cuando todos sus componentes siguen la disciplina impuesta.

La importancia de las normas. Los deportes en general ayudan a los jóvenes a entender la importancia de las normas. En los que se practican en equipo, los chavalos observan de manera directa que cuando ellos no cumplen con las normas impuestas, perjudican al resto del equipo.

Trabajo en grupo Esa es quizá la principal enseñanza del deporte de equipo, hombres y mujeres aprenden a trabajar en grupo, descubren la importancia de confiar en los demás y de que los demás confíen en ellos.

Liderazgo. Otro de los aspectos que ofrece la práctica del deporte de equipo es que los adolescentes descubren lo que es el liderazgo, su importancia para el funcionamiento del equipo. Y aprenden lo que un líder puede hacer para guiar al resto y ganarse la confianza de sus compañeros.

Solidaridad. Practicar un deporte de equipo refuerza también los lazos de solidaridad entre los componentes.

Tolerancia a la frustración. Es cierto que tanto en los deportes de equipo como en los individuales lo habitual es ganar unas veces y perder otras, pero está demostrado que en los que se practican en equipo se adquiere de forma mucho más sólida la tolerancia a la frustración derivada de las derrotas. Y ese es un aprendizaje muy importante para la vida adulta.

Victoriosos sin prepotencia. De la misma forma, las victorias se viven en los deportes de equipo sin prepotencia. Otra enseñanza fundamental para su vida de adultos.