•  |
  •  |
  • END

Washington, DC.- Los principales socios comerciales de Estados Unidos en el hemisferio occidental experimentarán una importante desaceleración económica a medida que la economía estadounidense se encamina hacia una recesión, según proyecciones del Centro de Investigación Económica y Política (Center for Economic and Policy Research-CEPR).

Los países del hemisferio occidental que dependen más del mercado de importaciones estadounidense serán los más afectados, como, por ejemplo, los socios comerciales de Estados Unidos en el TLCAN, México y Canadá, y el TLC-Centroamérica, Honduras y Nicaragua.

En general, la mayoría de países sudamericanos no se verán tan afectados en comparación con los países centroamericanos y caribeños, debido a que dirigen un menor porcentaje de sus exportaciones hacia Estados Unidos.

“Varios socios comerciales de Estados Unidos han experimentado una expansión del comercio durante los “buenos tiempos y un creciente déficit comercial estadounidense”, comentó el codirector de CEPR y autor del informe, Mark Weisbrot. “Pero ahora tenemos una desaceleración, y los países que dependen más de sus exportaciones hacia Estados Unidos van a sentir los efectos de esta contracción”, añadió.

El informe “El impacto de una desaceleración de la economía estadounidense en el hemisferio occidental”, por Mark Wisbrot, John Schmitt y Luis Sandoval, muestra cómo los socios comerciales de Estados Unidos podrían experimentar caídas importantes en sus exportaciones y en su PIB.

Prevé una caída en las exportaciones de entre 11 y 15.5 por ciento (5.9–8.3% del PIB) para el año 2010 para Honduras, y una de 10.4–15.1% (2.9-4.1% del PIB) para México. Para Canadá se proyecta que su PIB sufra una contracción de entre 2.8 por ciento y cuatro por ciento para el año 2010, a medida que sus exportaciones caen por entre 9.5 y 13.5%.


Naciones más diversificadas con menos impacto
El crecimiento económico de Canadá y México, por ejemplo, sufrió una marcada desaceleración en el año 2001, durante la última recesión económica en Estados Unidos. Para ese año, el crecimiento del PIB real de México se deslizó hasta un cero por ciento.

La última recesión estadounidense fue relativamente corta (de marzo a noviembre de 2003) y poco severa en términos de la producción perdida. La próxima (quizás actual) recesión en Estados Unidos probablemente será peor, pero los países que dependen más de su demanda interna experimentarán un menor impacto por la recesión en Estados Unidos, sobre sus exportaciones totales y PIB nacional.

La desaceleración económica en Estados Unidos estará probablemente asociada con una contracción en el déficit comercial estadounidense hasta un nivel más sostenible a largo plazo.

En años recientes, por su demanda, Estados Unidos acumuló un déficit comercial que durante este período alcanzó un punto máximo de 5.8 por ciento del PIB en 2006. Sin embargo, este déficit no es sostenible a largo plazo.

El CEPR es una entidad de investigación independiente y no partidaria que incluye en su junta asesora a economistas y ganadores del Premio Nobel, Robert Solow y Joseph Stiglitz; a Richard Freeman, profesor de economía en la Universidad de Harvard, y a Hielen Appelbaum, profesora y directora del Centro para la Mujer y el Trabajo en la Universidad de Rutgers.


FOTO CORINTO 1 /ARCHIVO END
El envío de mercancías de Nicaragua hacia Estados Unidos se verá sensiblemente afectado si la nación del norte entra en una recesión.