•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Asociación Nicaragüense de Microfinancieras (Asomif) demandó hoy la aprobación de una nueva ley de microfinanzas para obtener una línea de crédito internacional de hasta 40 millones de dólares.

El presidente de Asomif, René Romero, dijo que ese proyecto de ley, previsto a ser discutido en el Parlamento este año, establecería "reglas claras" a ese sector en Nicaragua y "generaría confianza" entre los organismos financieros internacionales.

También enviaría una "señal positiva" al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el que según Romero, es un intermediario "de mucha importancia" entre las entidades microfinancieras nicaragüenses y organismos financieros de Alemania, Bélgica, España, los Estados Unidos, Holanda y Suiza.

Asomif aglutina a 22 empresas que otorgan créditos anuales por 160 millones de dólares.

El ejecutivo explicó que la cartera de crédito de Asomif se ha reducido de 250 millones de dólares a 160 millones de dólares en los últimos dos años por la crisis económica internacional y también por una mora de 20 millones de dólares que le adeudan unos 5.000 productores agropecuarios y comerciantes nicaragüenses.

El presidente de Asomif consideró, por tanto, importante que el Poder Judicial garantice a las entidades microfinancieras recuperar esos préstamos.

Cientos de productores, comerciantes, asalariados y pequeños empresarios demandaron este miércoles en las afueras del Parlamento ser incluidos en el proceso de consulta de la ley de microfinanzas que permita revisar sus deudas con esas instituciones, de unos 25 millones de dólares.

El líder del Movimiento de Productores, Comerciantes, Microempresarios y Asalariados, conocido localmente como "No Pagos", Omar Vilchez, dijo a periodistas que han pedido a los diputados revisar una deuda por 25 millones de dólares que 15.000 de sus miembros mantienen con 45 instituciones microfinancieras.

Del total de sus deudas, 20 millones de dólares son con empresas aglutinadas en Asomif.