•  |
  •  |

La negociación del Tratado de Libre Comercio, TLC, entre Nicaragua y Canadá no se retomará en lo que resta del año, es decir, que ya no se contempla en el actual Gobierno porque, entre otras, resultaría “desventajoso” para el país, según dejó entrever ayer la titular en funciones del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Verónica Rojas.

La funcionaria indicó que la discusión del acuerdo sigue detenida “por razones de que algunos productos son sensibles para la economía centroamericana”.  Aunque no los especificó.

En diciembre de 2001 Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, que conforman el CA-4, iniciaron negociaciones con Canadá para la firma de un TLC, pero estas se “estancaron” en 2004, en parte porque Nicaragua y el resto de naciones centroamericanas habían insistido en lograr mejores condiciones de acceso al mercado canadiense, para rubros como el azúcar, la carne y los textiles.

Luego, en el 2010, decidieron retomarlas pero se estancaron a finales de año por la constante rotación de los jefes negociadores canadienses, según anunciaron en ese entonces.


Influye elecciones, sin embargo conviene  
La exministra del Mific y actual gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Apen,  Azucena Castillo, comentó al respecto que Canadá es un mercado de interés por varias razones.

“Verónica (Rojas, del Mific) conoce bien la situación de la negociación. La  carne, textiles y azúcar ya se había avanzado cuando comenzamos la negociación y pudiéramos tener beneficios, lo único que Canadá protegía era la parte de las etnias, porque son bien protectores de su cultura, la parte de los medios y cinematografía”, recordó.

“Lo que veo es que Nicaragua --añadió-- mientras esté en proceso de elecciones es como bastante presionado estar negociando TLC, y por allí va la cosa. También habría que ver cuáles son los intereses políticos”.

Sin embargo, “Un TLC con Canadá es lo que se tiene pendiente para tener (comercio con todo) el Triángulo del Norte porque ya tenemos acuerdo comercial con Estados Unidos y México.  Otra ventaja es que  Canadá es un mercado relativamente cercano y ha tenido interés de apoyar la producción nicaragüense”, reiteró.

Aparte de eso, “se tiene complementariedad en estaciones. Mientras allá está nevando, en Nicaragua podemos sacar la producción, son ventanas de producción que se tienen y que importan”, planteó.

A eso sumó el hecho de que el mercado canadiense permitiría al país  fortalecer su industrialización. “Por esto también es de interés”, puntualizó.

 

Lo negociado

85% de la negociación del TLC con Canadá ya se había consensuado previo a la reactivación de la discusión del acuerdo en el 2010, según datos oficiales. 

 

Ni Perú ni Corea del Sur

La titular en funciones del Mific, Verónica Rojas, expuso que no son prioridad acuerdos comerciales con Perú ni Corea del Sur.

“No es que no nos interesen, lo que pasa es que hay que dirigir los esfuerzos de forma apropiada donde aseguremos mejores condiciones para Nicaragua”, refirió.

“En el caso de Perú --agregó-- no teníamos tiempo (para la negociación) y respecto a Corea del Sur hay que valorar otros indicadores como la posición geográfica, la cultura, la capacidad de producción de ellos y la nuestra, todo eso amerita análisis”.