•  |
  •  |

El petróleo bajó ayer 0.6% y cerró en 90.61 dólares por barril, reflejando de nuevo su nivel más bajo en más de cuatro meses, influido por los renovados temores a un descenso de la demanda de crudo, tras conocerse que el gasto de los consumidores estadounidenses, que en Estados Unidos equivale a más de dos tercios de la actividad económica se estancó en mayo pasado.

En ese escenario,  el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, Abdalá El Badri, pidió a la Agencia Internacional de Energía, AIE, que se abstenga de liberar parte de sus reservas estratégicas de crudo, como ha anunciado que hará a partir del próximo primero  de julio.

“Las reservas deberían ser solo para casos de emergencia, no por razones comerciales. En el secretariado (de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP) no vemos razón para esa liberación”, reiteró  El Badri, en rueda de prensa en Viena.

Sin efectos proporcionales  a nivel local
El Badri insistió en que “la OPEP puede suplir todas las demandas del mercado”.

El presidente de turno de la organización y ministro iraní de Petróleo, Mohamed Aliabadi, estimó que “en los últimos meses el mercado ha estado equilibrado” y no hay razón para “intervenir”.

Los precios del crudo  precisamente cayeron con fuerza, tras el anuncio de la AIE el jueves pasado de que liberará dos millones de barriles cada día de julio para compensar el corte de las exportaciones de Libia.

El economista Adolfo Acevedo, expresó al respecto, que la disminución en el precio del petróleo ya lleva más de nueve días, debido entre otras cosas a evidencias de que la economía global se está desacelerando.

Sin embargo, no se ha traducido en la “correspondiente”   y proporcional  reducción  en el precio interno de los combustibles.

“Ese sería ser el primer impacto positivo que debería tener sobre nuestra economía”, destacó, dejando entrever   que eso  no ha ocurrido por la estructura  del sector  que priva en el territorio.

No caerá a US$70.00

El economista Adolfo Acevedo resaltó ayer, que mientras China, por otro lado esté incrementando su demanda de crudo, el precio del barril de petróleo no caerá a  los niveles del primer semestre del año pasado, que estuvieron  alrededor de los 76 dólares.