•  |
  •  |

En los próximos días llegarán al país representantes de grandes marcas de vestuario, para firmar el acuerdo y fijar los estándares de lo que será el programa Better Work, que impulsan la Organización Internacional del Trabajo, OIT y el Departamento del Trabajo de Estados Unidos, para implementarlo en Nicaragua.

El programa Better Work tiene componentes concretos de evaluación a las empresas tales como: trabajo infantil, trabajo forzoso, no discriminación, libertad sindical y negociación colectiva.

Igualmente, evalúa elementos de las legislaciones nacionales de trabajo, como los contratos y relaciones laborales, prestaciones, tiempo de trabajo, seguridad e higiene, entre otras.

Gap y Levi’s, entre otras
Con el objetivo de diseñar un programa interdisciplinario que incluya las demandas de los trabajadores, se organizó un taller en el país con la participación de las diferentes organizaciones sindicales locales. “En cuatro días vendrán representantes de marcas como Gap, Levi’s, Wal-Mart, Target, Fishman, Tobin, Columbia y VF Corporation, para firmar el acuerdo y fijar los estándares que tendrán que cumplir los empresarios para entrar al programa e importar los productos que representan”, explicó José Espinosa, secretario general de la Confederación de Unidad Sindical. En Nicaragua, el programa nace a raíz del Acuerdo Tripartito Laboral de Zonas Francas, firmado en 2010, y cuenta con un financiamiento inicial de US$2 millones.

Según Óscar Valverde, representante de la OIT, los objetivos son: contribuir a la estabilidad de los empleos; mejorar la productividad de las empresas; aumentar los beneficios percibidos por el trabajador; consolidar una cultura del diálogo, el respeto a los convenios colectivos y  la libertad sindical.

“Estamos definiendo estrategias y objetivos porque todavía muchos empresarios tienen miedo, por eso es necesario difundir más información, para que todos salgamos ganando”, indicó Luis Barbosa, de la Central Sandinista de Trabajadores. Amanda Villatoro, Secretaria de Asuntos Políticos de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas, señaló que el objetivo es ampliar la capacidad de generación de trabajo y dinamizar la economía nicaragüense, “porque al aumentar la compra de estas marcas, se pueden generar hasta 250 mil empleos”.