• |
  • |

Intenciones de compras por encima de 300 mil dólares logró amarrar Nicaragua con los empresarios de Belice, tras la misión comercial que efectuaron a ese país con la conducción del Centro de Exportaciones e Inversiones, CEI, en junio pasado, informó ayer Roberto Brenes, Gerente General de la entidad.

La cifra anterior se acerca a lo que exportó Nicaragua en todo el 2010, a la nación beliceña, que en términos de divisas se totaliza en 386 mil dólares.

“La misión comercial persiguió facilitar a los 21 empresarios nicaragüenses y a los beliceños el establecimiento de contactos comerciales de forma directa, es así que hemos logrado a corto plazo, intenciones de compra por el orden de los 300 mil dólares. (Así que) todos lograron contactos útiles”, indicó Brenes.

En ese contexto, Brenes proyectó que los resultados de la misión vendrán a cambiar la matriz comercial que existe entre ambos países. Dentro de los pedidos preliminares contabilizados por el CEI, está el de la Parmalat; la empresa Centeno Comercial e Industrias Carphil.

Parmalat, por ejemplo, estará exportando un contendor de leche mensual. “Logramos concretar negocios con una empresa beliceña y en la segunda semana de agosto estaremos enviando nuestro primer contenedor valorado en 17 mil dólares, esta venta será mensual”, reiteró José Matus, Ejecutivo de Comercialización en la empresa.

Más pedidos
Sin embargo, Matus estimó que en los próximos meses estarían duplicando esas ventas externas a Belice.

Por su parte, Jamileth Bustos, de la empresa Centeno Comercial, dedicada a la producción de calzado, dijo que materializaron un pedido de 12 mil dólares mensuales. “Es la primera vez que estaremos exportando al mercado de Belice y pensamos mantenernos por mucho tiempo en el mismo”, expresó.

Entre tanto Carolina Pastora, de Industrias Carphil, calificó de exitosa la misión ya que ella regresó a Nicaragua con intenciones de compra por el orden de los 80 mil dólares. “Esto es muy importante para nuestro país, puesto que ahora los empresarios beliceños están muy contentos con nuestros productos, y por tanto podremos abrirnos camino en este mercado tan importante”, planteó Brenes.

Aparte del CEI, la misión comercial implicó la asistencia de entidades como la Embajada del Reino de los Países bajos; Programa Empresas y Empleos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid; y la Cámara de Comercio e Industrias de Belice.