•  |
  •  |

El Consejo de Ministros de la Asociación Latinoamericana de Integración, Aladi, aprobó ayer la adhesión de Nicaragua al organismo, lo que le abre la puerta para ser en un futuro miembro pleno.

El gobierno nicaragüense solicitó en abril de 2009 su adhesión al Tratado de Montevideo de 1980, que dio origen a la Aladi.
Al respecto Mario Arana, economista y director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, indicó que ese es un buen paso.

“A la fecha Aladi tiene un contenido más político que económico. Entonces el reto del país está en liderar, empujar, más la agenda económica, ya que  Aladi nos puede servir como plataforma para empujar el comercio sur a sur”, explicó.
En ese sentido, adelantó que en términos de importaciones Nicaragua tendría más opciones.  

Opciones como importador
“En el sur (de América) hay productos como vestuario y artículos de cuero, entre otros, y podríamos importarlos quizás (con menor costo). No creo que tengamos en el Sur un mejor mercado  para productos agrícolas como el de Venezuela, pero claro hay que ver las oportunidades”, dijo.

El director general de Comercio Exterior del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio de Uruguay, Jesús Bermúdez, refirió que “Nicaragua quiere ser miembro de Aladi porque aspira a la integración de los pueblos de América Latina con los principios de unidad, complementariedad y solidaridad en la búsqueda de un mercado común regional”.

El objetivo del gobierno nicaragüense es “ampliar y diversificar sus relaciones comerciales en forma justa y equitativa con todos los países de la región”, planteó, tras agradecer el voto a favor de todos los países miembros del organismo.   

“En un futuro --añadió-- podremos acceder en mejores condiciones a un mercado de 500 millones de consumidores (formado por los países miembros de la Aladi) y eso es muy importante para el desarrollo de Nicaragua”.