•  |
  •  |

El director ejecutivo del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec, Marvin Pomares, destacó que a raíz de la entrada en vigencia de la nueva normativa de las tarjetas de crédito, en el 2010, las quejas de la población han disminuido en un 64%.
Precisó que hace un año reportaban un máximo de 125 denuncias por semana. Sin embargo, en lo que va del 2011,  apenas registran 45 en el mismo período de tiempo.

Pomares reiteró que la población se sigue quejando por los altos intereses, aunque no en los mismos niveles de un año atrás.
“Antes los bancos entregaban tarjetas sin cuidado: no pedían fiador y a los usuarios no les hacían firmar el contrato y daban tarjetas con fondos de hasta 3,000 dólares a una persona que con costo ganaba 3,000 córdobas”, recordó.

Siguen casos en Juzgados
Hecho que para Pomares cambió con la  normativa que aprobó la Superintendencia de Bancos para regular el sector, ya que según él, eso ha obligado a los banqueros a ser  prudentes con la emisión de las tarjetas.

El representante del Indec mencionó, sin embargo, que los casos de cobros por tarjetas de crédito se han acumulado  “por cantidades” en los juzgados capitalinos.

Hasta la fecha, en la Oficina de Recepción y Distribución de Causas, de los juzgados, se encuentran estancados 55 mil casos de personas que han sido demandadas por no poder pagar las cuentas de la tarjeta de crédito.

“Por esa situación los bancos mensualmente están dejando de percibir unos 20 millones de dólares”, calculó Pomares. Aunque reconoció que el sector bancario, poco a poco están optando por el sistema de arreglos de pago con los usuarios morosos.