•  |
  •  |

El jefe de la Unidad de Desarrollo Económico de la subregión de la Cepal,  en México, Willy Zapata, destacó anoche que Nicaragua entra “con buen pie” en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, FMI.

En declaraciones a EL NUEVO DIARIO, el funcionario refirió que se observa “una mejora del país en el manejo macroeconómico” y un cumplimiento “con el Programa de Gobierno en cuanto a lo que a reformas estructurales se refiere, un ejemplo de ello es la nueva Ley Orgánica del Banco Central que constituye un avance importante para la estabilidad financiera”.

Señaló que Nicaragua, además, “ha dado pasos importantes en cuanto a la transparencia de cuentas al publicar el manejo de la cooperación externa”.    
Planteó que: “una opinión favorable del FMI en la actual revisión, favorece la posición del país para un próximo acuerdo en condiciones más ventajosas para Nicaragua”.

“Tenemos que recordar --añadió-- que en el caso de Nicaragua los recursos financieros directamente del FMI no son lo importante, sino que el Fondo actúa como una especie de auditor externo y su opinión es por supuesto tomada en cuenta por la Banca Multilateral y por los inversionistas”.  

El presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, informó a un medio oficialista que en las negociaciones que iniciaron ayer   con el FMI, están preparando las condiciones para un eventual nuevo programa  con el organismo.

Sostuvo, en ese sentido, que la formulación de las “grandes líneas” y temas de 2012, de cara a un nuevo acuerdo con el Fondo, ya están asentados. Entre estos figuran el  energético, tributario y las políticas de seguridad social.
El economista Adolfo Acevedo, mencionó que lo que busca el Gobierno es generar más confianza a nivel internacional.   

“Nicaragua es un país hasta cierto punto excepcional. Busca un programa con el FMI porque parece ser la única manera de garantizar a los inversionistas, y a los grupos empresariales de que continuará implementando las mismas políticas de las últimas dos décadas”, expuso.

Y “estamos aprendiendo--agregó-- que mientras la mayor parte de los países evaden al máximo tener que recurrir a un programa con el Fondo, bajo determinadas circunstancias, un país catalogado como estabilizador maduro (por el organismo como es el caso de Nicaragua)  puede seguir buscando un programa, para dar a los inversionistas el mensaje de que mantendrá el mismo rumbo de políticas económicas…. es un caso excepcional”.

 

Previsiones
3.5 a 4% es la estimación de crecimiento  en 2011.
8.6 a 9.5% es la previsión de la inflación al término del año.

 

Fuente: BCN