•  |
  •  |

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas del país, necesitan ayuda para mejorar la productividad y el control de calidad de sus productos,  manifestó Hideyuki Ezaki, experto japonés en temas de calidad.

Ezaki se dio a la tarea de capacitar a más de 100 pymes de los sectores madera-mueble, cuero-calzado y agroindustria para que logren alcanzar un mayor control de calidad en sus procesos productivos. Dicho evento fue promovido por la Comisión Nacional de Promoción de las Exportaciones ZNPE del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific.

“Yo creo que las Pymes nicaragüenses deben de tener un control total de sus operaciones, ya que eso es fundamental para su desarrollo. Ellos deben aprender a controlar la calidad de su producto ya terminado, eso es fundamental para el éxito de toda Pyme”, explicó Ezaki.

Aunque reconoció que algunas de las Pymes que atendió ya están listas para incursionar con sus productos en los mercados regionales como el centroamericano, donde no exigen muchos parámetros, mencionó que estas deben dirigir su mirada a mercados más grandes como el de Estados Unidos.


Debemos autorregularnos  
Julio Páez, Gerente propietario de la empresa “Licor de Cacao Don Juan”, manifestó que como agroindustria es necesario mejorar la calidad desde el punto de vista sanitario.

“A través de la ayuda del experto logramos identificar medidas que fácilmente se pueden llevar a cabo dentro de las empresas, en mi caso, sería resguardar la producción desde el punto de vista de la limpieza, el orden y la calidad. Con estas cosas tan sencillas ya estoy mejorando la calidad de mi producto”, sostuvo el empresario.

Por su parte, Ana Velásquez, propietaria de la empresa Kuero, dedicada a fabricar carteras de cuero para la exportación, mencionó que su participación en el taller vino a reforzar sus conocimientos de cómo aplicar los sistemas de calidad en sus procesos de producción.

La empresaria explicó que está exportando sus productos al mercado de los Estados Unidos.  y tiene que competir con un estándar de calidad de mucha exigencia. “Por lo tanto, el entrenamiento y la capacitación de nuestros trabajadores son necesarias para poder obtener un producto de calidad”, manifestó.  

En Nicaragua, según datos del Mific, se contabilizan alrededor de 135 mil Pymes.