•  |
  •  |

El incremento en los precios de los alimentos y la desaceleración económica ha empujado a más de 70 millones de personas hacia la pobreza  el hambre y la desnutrición en el mundo, según representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO y del Programa Mundial de Alimentos, PMA.

Gero Vaagt, representante de la FAO para Nicaragua, manifestó que hoy en día se está observando un alza en los precios de los alimentos en todo el mundo que afecta a las personas de más escasos recursos.

“Desde agosto del 2010 hasta agosto del 2011, los precios de los alimentos han registrado un incremento del 26%”, manifestó Vaagt.

En ese sentido, mencionó que los precios de los cereales  aumentaron 36%, los lácteos un 14% y el  azúcar un 50%.

“A nivel nacional hemos observado incremento de precios en algunos productos, afectando considerablemente a la población más pobre porque tienen que gastar más dinero para garantizar su alimentación”, indicó el funcionario de la FAO.

El reto es aumentar la producción
Helmuth Raoch, representante en Nicaragua del Programa Mundial de Alimentos, PMA, destacó que el reto para Nicaragua debe de ser aumentar la producción de alimentos.

“Las variaciones drásticas de los precios, especialmente el alza, constituyen una grave amenaza para la seguridad alimentaria de los países en desarrollo y la población pobre es la más afectada”, indicó Raoch.

Según el funcionario, el incremento en los precios de los alimentos puede perjudicar a los países pobres haciendo que les resulte mucho más caro importar alimentos para su población.

En ese sentido, expresó que Nicaragua debe buscar cómo reducir las importaciones de algunos productos en los que tiene gran potencial de producción.

“Nicaragua sigue importando mucho arroz a pesar de tener un gran potencial, sigue importando maíz amarillo y aceite, y en ese sentido pueden aprovechar la producción de palma africana para reducir las importaciones”, señaló el funcionario del PMA.

A juicio de los funcionarios, el país debe fortalecer su productividad y reducir las importaciones para lograr una economía más balanceada. El próximo 16 de octubre se estará celebrando el Día Mundial de la Alimentación.