•  |
  •  |

En los últimos meses el precio del barril de petróleo venezolano comienza a mostrar una amplia brecha que lo coloca a más de US$10 por encima del precio internacional, sin que haya  explicación al respecto”.

A pesar de que Nicaragua mantiene como referencia de precios del petróleo el mercado del Golfo o Texas (WTI), donde el barril de crudo se comercializa US $82.59, unos 17 dólares más barato que el comercializado desde Venezuela, los precios de los combustibles se mantienen elevados en el país.

Especialistas del área económica  concordaron que esta podría ser la razón de por qué los combustibles mantienen precios alcistas  a nivel local, y no bajan acorde al movimiento en el mercado del Golfo de México.

Ayer  el crudo en Texas se vendió a US $ 82.59 por barril, según la Bolsa Mercantil de Nueva York Nymex, mientras que en el mercado venezolano se comercializó en US $98.79, según la empresa Petróleos de Venezuela Pdvsa.

Dirigentes de los organismos defensores de los consumidores coincidieron en que es necesario crear en el país una instancia que establezca medidas regulatorias para fijar precios de los combustibles, sin atentar en contra del libre mercado de comercialización.

El economista Adolfo Acevedo destacó que llamaba la atención que el precio del petróleo que se comercializa desde Venezuela, en los últimos meses de este año haya subido hasta 10 dólares en promedio, con respecto del que comercializa desde el mercado del Golfo de México o Texas, que sirve de referencia para Nicaragua.

La propuesta
Acevedo señaló que no se descarta, que por esa razón en el mercado nacional el costo de los combustibles no se reduce en la misma medida que baja el crudo en el mercado internacional y por el contrario mantienen una tendencia alcista.

Al respecto el director ejecutivo del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores Indec, Marvin Pomares, planteó que ya propusieron a la Asamblea Nacional, aprobar una iniciativa de ley que promueve la creación del Instituto Regulador de los Combustibles en el país.

“Eso permitiría fijar precios acordes con la paridad internacional de costos del crudo y sus derivados en el mercado internacional, pero usando como referencia no un solo punto, si no el lugar donde se comercialice más barato”, expuso.

El dirigente de la Organización de Defensa de los Consumidores ODC,  Ricardo Osejo, mencionó que: “la idea es que haya normas parciales que garanticen precios más justos y ganancias no tan onerosas para las empresas petroleras.

Creemos que es una medida sana para estabilizar precios es reducir tributos como el Impuesto Selectivo de Consumo ISC, aplicado a los precios de los combustibles”.