•  |
  •  |

Empresarios del  Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, cuestionaron  los supuestos “beneficios” y “eficiencia” con que se maneja el acuerdo petrolero firmado entre Nicaragua y Venezuela que permite importar crudo a precios preferenciales, y señalaron que este no está beneficiando a los consumidores.

El presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, Mario Amador, manifestó que a pesar de que en el mercado internacional el barril del petróleo se encuentra ligeramente sobre los 80 dólares, en el país se sigue comprando los combustibles a precios “elevados de 120 y 130 dólares por barril”.

El empresario refirió que el acuerdo suscrito entre Venezuela y Nicaragua no está beneficiando al consumidor final, sino que se está quedando en “obras” que se están realizando con fines políticos.

Mientras tanto el presidente de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos en la Asamblea Nacional, Eliseo Núñez,  dijo que el problema con los combustibles es que las empresas importadoras y comercializadoras de petróleo son las que hacen la referencia de precios, acorde al comportamiento del producto en el mercado internacional, fijando sus márgenes de ganancias que a su criterio son elevados.

Precios de referencia

“A pesar que los derivados y el petróleo se manejan con precios diferentes, el derivado sube cuando sube el petróleo, pero no baja en la misma proporción cuando baja el crudo, esto es lo que ocurre en el país”, planteó.

Núñez añadió que por esta razón es que se debe considerar cambiar los precios de referencia para la comercialización de los combustibles en el país, calculando un precio del petróleo   importado desde Venezuela a Puerto Corinto, medida que según su criterio, ayudará a que bajan los costos de transporte y los precios finales de los combustibles.

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, Eduardo Fonseca, sugirió   hacer una revisión del caso. “Porque si hay bajas en el mercado internacional, también debería de haber bajas a nivel interno para beneficio de los consumidores”, razonó.

Al respecto, el vicepresidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Parlamento, el diputado liberal Freddy Torres, apuntó que su bancada quiere reunirse con las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía, INE.

Eso con el fin de “ver como es que se manejan los precios de referencia tanto del Gofo como de Venezuela, (y así)  impulsar una medida que permita garantizar precios de combustibles más baratos”.

 

El aumento

10 dólares por barril supera el crudo venezolano al de referencia mundial, que se comercializa en Texas, Estados Unidos.
 Fuente: Adolfo Acevedo.

 

Sin efectos en tarifa, según INE

David Castillo, titular de INE, aseguró ayer vía correo electrónico que el precio de comercialización del crudo venezolano no impacta en la tarifa de generación del país. “A efectos del pago a los generadores, la referencia es el precio para el Golfo (México), por tanto, el precio del crudo venezolano no impacta el costo de la generación eléctrica”, garantizó.