•  |
  •  |
  • END

El sector empresarial propuso al gobierno subsidiar el precio del combustible de manera general, ante el excesivo valor que ha alcanzado el producto; a la vez, esperan que se cumpla con la pronta instalación de las plantas generadoras Hyundai, para evitar racionamientos de energía por el fin de la zafra azucarera.

La recomendación de subsidiar el precio del combustible, sobre todo el diesel, también fue hecha recientemente por el economista Néstor Avendaño, para evitar mayores alzas en el precio de los productos de la canasta básica que acelerarían más la inflación.

Mario Amador, Presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, aseguró que la semana pasada envió una carta al presidente Daniel Ortega, en la que le expone la necesidad de subsidiar el precio del combustible, ya que somos el país más amigo de Hugo Chávez, pero tenemos el valor del combustible más alto de Centroamérica.

Agregó que en Honduras, donde no tienen la cercanía con Venezuela como es el caso de Nicaragua, el combustible cuesta un dólar menos por galón que en Nicaragua.

Señaló además, que no entiende cómo El Salvador que carece de refinería de petróleo y compra todos sus productos refinados, tiene el precio de los combustibles más bajo que Nicaragua, pese a que ésta si posee una refinería.

“El gobierno debería ponerse la mano en la conciencia y compartir todos esos recursos que se están ganando”, apuntó.

Consideró que hasta ahora los nicaragüenses no han visto ningún beneficio de la cooperación venezolana, pues se dice que una cooperativa ha tenido acceso a urea más barata proveniente de Venezuela, pero el resto de productores tienen que comprar el producto caro.

Evitar racionamientos
Los empresarios también esperan que el gobierno logre instalar en este mes las plantas de generación Hyundai, que producirían 60 megavatios de energía. De esta manera se compensaría la pronta salida de los ingenios azucareros del sistema de energía nacional, en vista que el periodo de zafra está a punto de concluir.

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo que esperan que se acelere la instalación de dichas plantas para asegurar que cuando salgan de operación los ingenios, no vuelvan los racionamientos al país.

Agregó también que están a la expectativa de la aprobación de la Ley contra el Fraude Energético, y que en el mes de abril se pueda firmar el protocolo con Unión Fenosa.

Aguerri añadió que el sector privado estará haciendo un seminario a finales de este mes, al que invitarán a todos los actores que participan en la cadena energética, con miras a desarrollar la conversión de la actual matriz energética en una nueva, algo que debe hacerse en conjunto entre el sector público y el privado.

Ingenios a punto de concluir
Entre tanto, los dos ingenios azucareros más grandes del país no llegarán al final del mes, debido a la reducción del rendimiento en la producción de caña, provocada por las excesivas lluvias a finales del año pasado.

Amador informó que el Ingenio Monte Rosa sale de operaciones el 15 de abril, mientras que el San Antonio dejará de producir el 20 de este mes. Ambos generan 45 megavatios, y quedarán produciendo solamente 15 megavatios a base de madera de eucalipto.

Los dos ingenios más pequeños: Montelimar y “Benjamín Zeledón”, saldrán de operaciones hasta mediados de mayo.

El presidente de Cadin indicó que los ingenios de Occidente resultaron más afectados en la producción de caña, porque esa zona fue más golpeada por la cantidad de lluvia.

Asimismo, señaló que el impacto en cuanto al rendimiento en la producción de caña ocasionado por las lluvias fue del 10% menos. Esto significó un millón de quintales menos de producción, equivalente a 20 millones de dólares.