Gustavo Álvarez
  •  |
  •  |
  • END

En medio de la incertidumbre que ocasiona al país un año electoral, el sector turismo espera mantener el nivel de crecimiento del año pasado en divisas --que fue del 10%--. También pretende igualar la cantidad en llegadas de turistas alcanzada en 2006 --de entre 15 y 16 por ciento de aumento de visitantes--, informó Lucy Valenti, Presidenta de la Cámara Nicaragüense de Turismo, Canatur.

Valenti aseguró que el año pasado, aunque se logró mantener el nivel de crecimiento en divisas en un 10%, hubo una reducción en la cantidad de visitantes. Mientras en 2006 ese aumento fue de entre 15 y 16 por ciento, en 2007 sólo subió el 6 por ciento.

La presidenta de Canatur dijo que los datos indican que aunque vienen menos turistas, éstos se están quedando más tiempo o están gastando más dinero en el país.

“Seguimos haciendo esfuerzos, a pesar de que este es un año electoral, y toda la convulsión que causan en Nicaragua las campañas electorales, esperamos que no afecten el trabajo que hemos venido haciendo para lograr el crecimiento significativo del sector en los últimos años”, subrayó. El turismo generó unos 250 millones de dólares el año pasado, según los datos de Canatur.

Valenti afirmó que unos mil millones de dólares en inversiones turísticas están a la espera de que se resuelva pronto el tema de la Ley de Costas.

Agregó que la mayoría de inversiones turísticas que están por ejecutarse están en zonas costeras, y los empresarios prefieren esperar a saber cómo quedará el tema de la Ley de Costas, por lo cual, los proyectos están paralizados, afectando a miles de nicaragüenses que podrían estar empleados en el sector.

Los empresarios turísticos consideran confiscatorio el actual proyecto de Ley de Costas, por lo cual, están proponiendo cambios al mismo antes de aprobarlo en su totalidad en la Asamblea Nacional.

Violencia afecta imagen
Además de que un año electoral trae incertidumbre al país y afecta al turismo, los efectos ya se están viendo debido a la situación de violencia en el Caribe Norte, que impacta negativamente en la imagen del país.

Valenti dijo que han venido luchando duramente en los últimos 18 años, para cambiar la imagen y percepción negativa de un país en guerra que tenía Nicaragua a nivel internacional, pese a los pocos recursos con que se cuenta para ello.

“Lamentablemente, cuando se dan situaciones como ésta (la violencia en Bilwi), afecta seriamente la imagen de tranquilidad, de paz y estabilidad que hemos venido proyectando, y especialmente cuando no hacemos algo para contrarrestar esas noticias”, apuntó.