•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La visión de América Latina como la región más desigual del mundo, el eventual impacto de la recesión estadounidense y las oportunidades comerciales con China, estarán en el centro de un foro que se celebrará en México con seis presidentes y cientos de grandes empresarios.

La versión latinoamericana del Foro Económico Mundial (WEF, en inglés), que sesionará en el balneario de Cancún (este) el 15 y 16 de abril, abordará básicamente "cómo la región puede crecer más y de manera incluyente y distribuir mejor la riqueza", dijo el director regional del WEF, Emilio Lozoya.

"América Latina no es la región más pobre del mundo, pero sí la más desigual", pese a que registró un crecimiento de 5% en 2007, señaló Lozoya en rueda de prensa y se mostró esperanzado en que del encuentro surjan iniciativas para reducir esa brecha.

Otro de los puntos centrales de la reunión, en la que estarán directivos de grandes compañías de América Latina y transnacionales, será sobre los instrumentos que debe emplear la región para afrontar el impacto de una recesión en Estados Unidos.

Del encuentro participarán los presidentes Felipe Calderón (México), Elías Antonio Saca (El Salvador), Alvaro Colom (Guatemala), Manuel Zelaya (Honduras), Oscar Arias (Costa Rica), el primer ministro de Trinidad y Tobago, Patrick Manning, el vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales, y 30 ministros.

Según los organizadores, esta tercera edición será la más concurrida entre los foros del WEF realizados a nivel regional, tras los celebrados en Brasil y Chile.

En total, se espera unos 530 participantes de todo el mundo, el 70% de América Latina, con una mayoría de empresarios con altos cargos ejecutivos.

Lozoya dijo que se montará un operativo de seguridad acorde a la presencia de los mandatarios, ministros y empresarios, y señaló que no esperan manifestaciones contra la globalización económica durante el encuentro, que se realizará en un lujoso hotel de Cancún.