•  |
  •  |
  • END

Un monto de 2.7 millones de dólares tiene disponible el Fondo Internacional de Garantías, FIG, para la emisión de garantías para las microfinancieras, con lo que dichas instituciones podrán obtener hasta 8 millones de dólares de la banca formal para el otorgamiento de microcrédito.

La FIG, una cooperativa de fianza creada por organizaciones de Europa, África y América Latina, junto con la Fundación Rafad, se dieron cita en Montelimar para realizar por primera vez en el país, un taller internacional para analizar el tema y el rol que juegan las microfinanzas en la sociedad.

Armando Gutiérrez, Presidente del FIG para Nicaragua, dijo que además del monto disponible están consiguiendo más recursos, como un préstamo de España por 2 millones de dólares. También una fundación de Ginebra otorgó 2 millones de dólares más para capital de trabajo, además de otras organizaciones que de igual forma están apoyando las microfinanzas.

Gutiérrez explicó que el papel de la FIG es facilitar la intermediación entre la banca y las microfinancieras, para que a través de ese puente, se puedan otorgar los recursos para la pequeña producción.

Añadió que la FIG cuenta con la experiencia de la institución suiza Rafad, para emitir garantías a microfinancieras que requieren más recursos para otorgar microcréditos que no entrega la banca local.

Explicó que a veces la mejor fuente para obtener recursos para el microcrédito es la local, porque en ocasiones la cooperación internacional sale de algunos países, y lo que es más sostenible es el ahorro nacional.

Con la garantía que otorga la FIG, se puede lograr que los bancos crean en este tipo de instituciones, para ir logrando una relación importante que ayude al desarrollo del país.

Microfinanzas en crecimiento
El presidente para Nicaragua de la FIG, aseguró que las microfinanzas están creciendo a un ritmo del 27 por ciento en el país, y dentro de los temas fundamentales que están analizando están la ampliación del apoyo a las mujeres y las microfinanzas rurales, pero también quieren ver las tendencias de las microfinanzas a nivel mundial, la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, entre otros aspectos.

Gutiérrez señaló que los bancos están creciendo a un ritmo parecido al de las microfinancieras, pero es una situación desigual, porque los primeros lo hacen en el sector comercio, y los segundos en lo agropecuario.

Un ejemplo es que la cartera de la banca bajó del 16 al 12 por ciento en el sector agropecuario. Mientras, las microfinancieras crecieron en esta misma área del 26 al 46 por ciento.

Epaminondas Jacome, Coordinador General del FIG, dijo que este organismo ha otorgado un total de 60 millones de dólares en garantías a nivel internacional, lo que ha permitido el financiamiento hasta por 180 millones de dólares a unas 250 mil microempresas, beneficiando a un millón de personas.

Asimismo destacó el nivel de responsabilidad de las microempresas que pagan cumplidamente sus deudas, registrando la morosidad más baja, con 0.45% en los últimos cinco años.

Daniel Fino, Director Adjunto del Instituto Universitario de Estudios sobre el Desarrollo, IUED, de Suiza, dijo que el tema de las microfinanzas es de suma importancia, porque aunque no logra resolver todos los problemas, le está haciendo frente a la lucha contra la pobreza.

Sin embargo, destacó que aunque está ayudando a mejorar la condición económica de muchas personas, se necesitan mejores condiciones sociales, en educación, salud, vivienda y en todos los servicios básicos.