•  |
  •  |
  • END

Nicaragua debe bajar la incidencia de la interminable agenda política en la vida de los nicaragüenses, y lanzarse como país a discutir y crear una agenda económica para las próximas décadas, que por fin dé un norte de desarrollo y equidad a la nación, destaca el doctor en economía Gerardo Argüello.

Argüello, quien a la vez es gerente de la Bolsa de Valores de Nicaragua, dijo que “es triste que el país siempre esté en la cola, lo cual no es nuevo”, al comentar sobre el modestísimo crecimiento económico obtenido en 2007, alrededor del 3.7 por ciento por encima del producto interno bruto (PIB) logrado en 2006.

De acuerdo a cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento económico de Nicaragua quedó en el décimo quinto lugar de América Latina, muy lejos del comportamiento de la economía panameña, que registró un aumento de su PIB del 11.2% en relación al año precedente.

En cuarto lugar en América Latina aparece República Dominicana, con un crecimiento de su PIB por el orden de un 8.5%, detrás de Perú con un 9%, y de Argentina, que registró un 8.7%.

A nivel de América Central, Costa Rica tiene el crecimiento más alto de la subregión con un 6.8 por ciento. Honduras le sigue con un 6.3% en el noveno lugar; la economía de Guatemala en el décimo sitio creció un 5.7%; El Salvador obtuvo un crecimiento de su economía en un 4.7%, y Nicaragua con un 3.7 por ciento.

A nivel general, de acuerdo con el FMI, Latinoamérica está creciendo con un 5.6 por ciento, que es robusto. Sin embargo, sigue de última en el mundo, y Nicaragua está en el décimo quinto lugar de esta región. El FMI proyecta para 2008 un ‘’moderado crecimiento’’ regional del 4.4%, y un descenso de 3.6% en 2009.

La inflación regional en 2007 fue de 5.4%, y se proyecta que crezca en un 6.6% en el año en curso.

Remesas están
siendo afectadas
Por otra parte, de acuerdo a los datos del Banco Mundial, se prevé que la recesión estadounidense afectará seriamente a 15 países, en los cuales las remesas tienen un componente importante en el producto interno bruto (PIB).

Entre esos país se menciona a Honduras, Guyana, Haití, Jamaica, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y República Dominicana, como el grupo de naciones donde las remesas representan entre 10 y 20 por ciento de su PIB; y a Ecuador, Bolivia, Belice, Granada, Paraguay, México y Colombia, donde la influencia llega entre el 3 y el 10 por ciento. Esos problemas de las economías regionales, entre ellas la de Nicaragua, están influidos por la desaceleración de la economía estadounidense. Sin embargo, al revisar las cifras obtenidas por algunas naciones del subcontinente, como la de Panamá que tiene un crecimiento alto al obtener un 11.2 por ciento, Argüello se pregunta qué están haciendo ellos y qué nosotros, como país.

Para el doctor Gerardo Argüello, las cifras obtenidas por Nicaragua revelan que algo estamos haciendo mal, tomando en cuenta que la economía nacional se encuentra a la zaga de la del resto de América Central, y que se prevé que el crecimiento del PIB nicaragüense bajará su ritmo de crecimiento aún más para el corriente año.

Argüello afirma que se debería hacer un estudio de los últimos 20 años, para ver la progresión de la economía nacional y averiguar qué se está haciendo mal, aunque agregó que es evidente que la nación siempre se mantiene enfrascada en una discusión política, y casi deja a un lado la económica.

El gobierno, los empresarios y la sociedad civil, ya deberían estar discutiendo cómo crear planes de corto, mediano y largo plazo; cómo elevar la competitividad económica nacional; cómo mejorar la oferta de energía eléctrica y las vías de comunicación; y cómo desarrollar el agro para que se puedan aprovechar las oportunidades que están generando los altos precios de los alimentos en el mercado internacional.