Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK / AFP
Los precios del petróleo superaron por primera vez la barra de los 112 dólares en Nueva York, y de los 109 dólares en Londres este miércoles, impulsados por una caída inesperada de las reservas petroleras en Estados Unidos, pese a una “leve recesión” anunciada en ese país.

Los precios del barril de crudo ganaron más de tres dólares en los mercados petroleros de ambos márgenes del Atlántico. El principal contrato de Nueva York, el “light sweet crude” para entrega en mayo ganó 2.37 dólares para cerrar en 110.87 dólares, luego de alcanzar un récord en sesión de 112.21 dólares.

En Londres el Brent del mar del Norte para entrega en mayo alcanzó un techo histórico de 109.50 dólares en sesión, cerrando en el nivel récord de 108.47 dólares.

Luego de permanecer estables durante casi tres semanas, los precios del petróleo se dispararon el miércoles después de la publicación del nivel de reservas petroleras estadounidenses, que sorpresivamente registraron fuertes bajas.

Los stocks de crudo bajaron 3.2 millones de barriles la semana pasada en Estados Unidos, los de gasolina --importantes al aproximarse el verano boreal, período de largos viajes en automóvil-- descendieron en 3.4 millones de barriles, mientras que las reservas de productos destilados bajaron 3.7 millones de barriles.

“Los inversores esperaban una reconstitución de los stocks y se produjo todo lo contrario”, explicó Antoine Halff, analista del corredor Newedge Group.

Esta inesperada caída de las reservas, rompe el ya precario equilibrio entre el nivel de los aprovisionamientos de crudo y el consumo, máxime cuando la demanda internacional, principalmente en los países emergentes, se mantiene fuerte.

“Los países de América del Sur, que se preparan para el invierno, necesitan crudo para alimentar sus centrales eléctricas. Tienen muchos problemas de electricidad”, subrayó Halff.

La Agencia Estadounidense de Información sobre la Energía (EIA, por sus siglas en inglés) prevé un crecimiento de 1.2 millones de barriles diarios en 2008 en el consumo mundial, como consecuencia del incremento de la demanda de China, India, Rusia y en los países miembro de la OPEP.

Pero, si la demanda energética aumentara en el resto del mundo, debería reducirse en Estados Unidos, primer consumidor de oro negro, a causa de la desaceleración de su economía, que debería provocar un descenso de los precios, señalan los analistas.

“La economía estadounidense debería registrar una leve recesión en 2008” con un descenso del consumo, afirma el Fondo Monetario Internacional en sus perspectivas económicas mundiales publicadas este miércoles.

La EIA estima que la demanda de hidrocarburos bajará significativamente en 2008 en el primer consumidor mundial de energía. El consumo de gasolina debería caer en 85 mil barriles diarios este verano en relación al mismo período de 2007, en lo que sería la primera baja estival desde 1991 en Estados Unidos.

“Lo importante no es el descenso de la demanda estadounidense, sino el hecho de que hay necesidad de petróleo en otros lugares”, subrayó James Williams, analista del gabinete WTRG Energy.

Por otra parte, el dólar cayó nuevamente este miércoles frente a las principales divisas, cotizándose a 1.58 por euro. El debilitamiento de la moneda estadounidense lleva a los inversores que poseen otras divisas, a precipitarse hacia los mercados de materias primas para protegerse de la inflación.