Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Nueva oportunidad para el agro
En mayo próximo se celebrará en nuestro país el IV Congreso Latinoamericano y del Caribe de Ingenieros Agrícolas, evento que no sólo concentra a este grupo de profesionales responsables de incorporar la ingeniería en los procesos agropecuarios, sino que representa una oportunidad para la presentación de numerosos trabajos y estudios sobre su quehacer, lo que le convierte en un evento de mucho interés para los formuladores de políticas.

El auge que viene cobrando la agricultura en la región, con el encarecimiento de los productos alimenticios, le auguran buenas perspectivas por primera vez en mucho tiempo a este sector de profesionales, muchos de los cuales no han tenido incluso la oportunidad de probar su calidad.

Estas nuevas condiciones, definitivamente exigen el desarrollo y validación de tecnologías no sólo aptas para la producción agrícola, sino también, para sistemas agroindustriales de transformación de estos productos.

En el caso particular de Nicaragua, que está siendo sometida a demandas por países de la región, así como por compromisos asumidos con Estados Unidos, Venezuela y otros países, debe incluso plantearse la discusión de forma seria, ya no de estrategias, sino de intervenciones concretas en función del desarrollo.

La criticada chontaleñización de la agricultura, que no es más que convertir en potreros las tierras despaladas, se basa en la lógica de invertir lo menos posible para desarrollar ganado. Se trata de tomar un ternero, y en un año, triplicar su precio.

El interés que supone esta ganancia, el productor no lo encuentra en ningún otro rubro para este mismo tiempo, porque podría lograrse en el caso de la siembra de maderables, pero a 16 años plazo.

Ahora ya no es sólo la carne, sino también la leche y sus derivados los rubros cuya demanda ha llevado a precios estimulantes. Entonces, ¿cómo se canaliza tecnológicamente en inversiones ese estímulo para una mayor producción, que ha de permitir mejores ingresos al sector productivo?
En maíz, a pesar de la gran tradición y excelentes condiciones, somos uno de los países con más bajos rendimientos productivos, y este estímulo económico vía precios debe permitir mejorar la tecnología para mejorar la productividad, y no sólo expandir más los rubros.

Los libros sobre arte, y muchas enciclopedias, acostumbran presentar detalles de obras. Así, es común encontrarse una foto de El David de Miguel Ángel con un recuadro conteniendo el detalle del pié izquierdo, o de la mano derecha, etc. Trabajemos por desarrollar los detalles dentro de una idea global de conjunto. Si esperamos el desarrollo de muchos estudios, esta condición favorable se nos puede escapar.

Carlos Javier López y Marcia Estrada
Consultores en Desarrollo Rural
marciaestrada@yahoo.com