• |
  • |
  • END

Falta de suficiente financiamiento para la producción agrícola y la necesidad de semilla de calidad para granos básicos, son algunas de las demandas que plantearon los pequeños productores al gobierno, al estar a las puertas del inicio de la siembra de primera.

Los planteamientos de los pequeños productores los escuchó ayer Ariel Bucardo, titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, durante el encuentro de la Mesa Agropecuaria y Forestal, MAF, donde se reunieron ayer más de 300 miembros de cooperativas en la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI.

Sinforiano Cáceres, Presidente de la Federación Nacional de Cooperativas, señaló el retraso en la instalación del Banco de Fomento de la Producción, el cual dijo que tampoco tendrá un impacto positivo, si no se le inyectan fondos de la cooperación Alba para financiar a los productores. Agregó que si no se logra suficiente financiamiento, enfrentarán problemas para atender los cultivos, porque se puede lograr el área de siembra proyectada, pero no el rendimiento adecuado.

Cáceres aseguró que el gobierno debe enfocarse más en la agenda de la producción, porque está muy dedicado en los problemas internacionales, y en el tema electoral de manera muy adelantada, mientras aquí se necesita resolver los asuntos locales.

Mencionó que tienen problemas con el abastecimiento de la semilla de ajonjolí, además que la que tienen es de mala calidad.

También señaló que desconocen el tipo de semilla de frijol y maíz que se utilizará este año.

El dirigente cooperativista consideró que este año se mantendrá el ritmo de crecimiento histórico de los últimos tres años --del 15 por ciento--, porque no hay capacidad para más.

Cáceres también afirmó que la oferta de compra de alimentos que hizo Venezuela es una oportunidad, pero si no va acompañada de financiamiento y asistencia técnica para mejorar el rendimiento de los cultivos, se corre el peligro que el ritmo de producción se mantenga y los precios de los alimentos se disparen en el mercado local. Norwin Altamirano, miembro de una cooperativa de Jinotega, se quejó porque no se han resuelto los problemas de acceso al crédito y la carestía de los insumos agropecuarios, lo que reduce considerablemente sus ingresos, mientras una buena parte de la sociedad quiere que baje el precio de los alimentos.

Dijo que aunque entre pronto en operaciones el Banco de Fomento, éste será insuficiente para sus necesidades, y que más bien se debe conformar el Banco Cooperativo con los fondos de las cooperativas del país, con el cual ellos mismos financiarán su producción.

Gobierno optimista
Por su parte, el titular del Magfor, Ariel Bucardo, fue más optimista y dijo que aunque el Banco de Fomento aún no arranca, el gobierno está consiguiendo los recursos necesarios para financiar la producción, y que el Sistema Financiero Nacional tiene disponible 100 millones de dólares para ello.

Además, las instituciones del gobierno pondrán a disposición unos mil millones de córdobas adicionales (cerca de 52 millones de dólares más), para los requerimientos de crédito de los pequeños productores.

El ministro indicó que este año pondrán en marcha un programa agroalimentario con semillas e insumos, para crecer no en área sino en rendimiento.

Así se pretende beneficiar a 167 mil pequeños productores para lograr unos 5 millones de quintales de granos.

El propósito final es crecer al menos un 10% en el sector agropecuario, incluyendo carne y leche.