Rafael Lara
  • |
  • |
  • END

En las condiciones en que se desarrolla el país, Nicaragua no podrá cumplir con las Metas del Milenio por considerarse inalcanzables, según el economista Néstor Avendaño.

De acuerdo a sus investigaciones y análisis expuestos en su publicación presentada ayer, “El riesgo social de Nicaragua: políticas sociales y la Cumbre del Milenio”, nuestro país no cumplirá con los compromisos internacionales.

A través de los resultados del índice de riesgo social, Avendaño comentó que la dificultad es evidente en siete indicadores.

Riesgos de incumplimiento
En primer lugar, el riesgo de no poder reducir la proporción de la población en pobreza extrema, es del 100% de incumplimiento. Esto porque para alcanzar lo establecido, el Producto Interno Bruto tendría que crecer por lo menos un 14% anual. La realidad es que actualmente el PIB tiene un difícil crecimiento del 3.6%. Al igual que la reducción de la pobreza, la tasa de mortalidad infantil también tiene un 100% de posibilidad de no reducirse.

En la proporción de la población rural con acceso sostenible, el acceso al agua segura tiene un riesgo del 95% de no ser cumplido. En el caso de la mortalidad materna durante el parto, tiene un riesgo del 85% de incumplimiento en su disminución.

La alta carga de la deuda interna tiene un riesgo del 80% de no poder disminuirla de aquí al año 2015, fecha en que se revisarán las Metas del Milenio.

En el caso de la tasa neta en la educación primaria que pretende la universalización de la enseñanza en la niñez nicaragüense, tiene el 75% de probabilidades de no cumplirse. Sobre la tasa de incidencia en VIH-SIDA, hay una posibilidad del 45% de no ser detenida.

¿En qué cumpliremos?
Entre las metas que tienen una mayor posibilidad de cumplimiento están la meta de la proporción de la población urbana con acceso sostenible a una fuente de agua potable --con 85% de posibilidades de lograrlo--; y la carga del pago en las amortizaciones de la deuda externa -- con el mismo 85% de cumplimiento--.

Otra meta con muchas posibilidades es la del género e igualdad en los niveles educativos.