•  |
  •  |
  • END

Una disminución del 2 por ciento en el consumo del diesel reportó la empresa Shell Nicaragua, como parte del aumento del precio que el producto ha experimentado en las últimas semanas. Pero los representantes de la compañía petrolera creen que no sería lo más conveniente un congelamiento de los precios de los combustibles, tal como lo están demandando los transportistas.

Mauricio Aranda, Gerente General de Shell Nicaragua, aseguró que se ha disminuido en un 2% en lo que va del año el consumo de diesel, en comparación con el mismo período de 2007.

“Cuando los productos están más caros, los consumidores tienden a ser más restrictivos con el consumo, la selección de su ruta y a manejar mejor el gasto de combustibles, es parte del efecto”, subrayó.

El gerente general de Shell precisó que el 2% de reducción en la venta de diesel, podría significar unos 3 mil barriles menos en relación al año pasado, lo que consideró un consumo moderado, pero a la vez, una señal clara de que los consumidores están adquiriendo conciencia de que deben gastar el combustible de una manera ordenada.

Shell vende alrededor de 60 mil ó 65 mil barriles de diesel mensuales en Nicaragua, un poco más que gasolina, de la cual se consume entre 35 y 38 por ciento del volumen total de los diferentes combustibles.

Aranda consideró que el precio de los combustibles debe regirlo el libre mercado, en vez de congelarlo como proponen sectores de consumidores.

“Son decisiones de gobierno el congelar o no el precio de los combustibles. Ellos velarán por el mejor interés para el país. Nosotros promulgamos la libre competencia como mejor elemento de balanza para los precios de los productos en el mercado”, expresó.

Aclaró que por ahora le es difícil opinar sobre la idea de congelar el precio, porque aún no se conoce ninguna propuesta específica. Sugiere más bien ahorrar combustible, porque hay una realidad internacional: el producto está caro y tenemos que ser más cuidadosos con su manejo.

Señaló que hay una serie de elementos que se tienen que considerar ante una medida que congele del precio del combustible, como la competitividad, el servicio social, entre otros factores.

Aclaró que el convenio petrolero que el país tiene con Venezuela, no ofrece un menor precio, sino mecanismos preferenciales en la forma de pago, y que los recursos que esto deja, el gobierno los utiliza en programas sociales.


Problemas de suministro
Por su parte, Rolando Troitiño, Gerente de Mercadeo de Combustibles de Shell para Centroamérica, afirmó que dentro de los principios comerciales de la compañía está la participación en la libre competencia, porque están comprobados los beneficios de ello, al referirse a la propuesta de congelar el precio del combustible.

Añadió que una regulación en el precio del producto puede tener un impacto en la cadena de suministro a largo plazo. “No podemos hacer que la región escape a una realidad mundial. Salirnos de esta realidad mundial causa ineficiencia y puede provocar problemas de sostenibilidad de la cadena de suministro”, indicó.

Troitiño explicó todas las causas de los altos precios de los combustibles, entre las que mencionó la existencia de una mayor demanda contra una disminución de la oferta en los últimos años, la violencia en países productores, factores climáticos, entre otras.

Sobre el elevado precio de los combustibles que Nicaragua tiene en comparación con el resto de países de la región, Troitiño dijo que este país es el que tiene el menor consumo de combustibles en la región, lo que significa una menor eficiencia en las economías de escala, y en consecuencia, el encarecimiento del producto.

Sobre la propuesta de algunos países de vender el petróleo en euros en vez de dólar, el gerente de Shell, Mauricio Aranda, aseguró que esto permitiría tener un precio más estable del producto, porque la moneda tiene una mayor fortaleza actualmente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus