•  |
  •  |
  • END

Ante la denuncia de supuestas presiones de parte del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, a los productores avícolas para que no suban los precios del pollo y huevos, la institución gubernamental aclaró que lo que están haciendo es buscando alternativas de consenso para evitar que los alimentos suban más allá de lo estrictamente necesario.

Julio Leiva, miembro de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Avícolas de Nicaragua, Apemepan, con unos 250 pequeños empresarios, dijo que el Mific pretende estabilizar los precios de los productos avícolas, mientras ellos están afectados por las alzas constantes en los insumos.

Agregó que los costos de producción se han disparado desde hace año y medio en más del 80%, mientras el precio de los productos ha subido entre 10 y 15 por ciento, asumiendo ellos la diferencia.

“Hemos estado a punto de cerrar... nos llamaron de parte del Mific para ver si podemos estabilizar los precios, y eso es imposible. Corremos peligro de cerrar, y un sinnúmero de familias quedarían en el desempleo”, subrayó.

Leiva aseguró que funcionarios del Mific les dijeron que están pensando traer pollo importado de Estados Unidos para bajar el precio del producto, por lo cual “planean eliminar los aranceles a la importación de carne de esta ave, lo que sería desleal porque son productos subsidiados”.

El titular del Mific, Orlando Solórzano, aseguró que la eliminación de aranceles a la carne de pollo es una opción cuando hay desabastecimiento, pero se haría de forma calculada. Sin embargo, para eso se realizan consultas con toda la cadena productiva y con la población.

El funcionario señaló que sostuvieron reuniones con los avicultores, al igual que con todas las cadenas de producción de los diferentes rubros alimentarios, y se tomaron decisiones de común acuerdo para amortiguar las alzas.

Dijo además que los pequeños productores pueden importar libre de aranceles los insumos, y se han eliminado impuestos y aranceles a diversos productos para beneficiar tanto a los productores como a los consumidores, buscando un precio justo para ambos.

Por su parte, Leiva señaló que la venta de carne de pollo y huevo bajó entre un 15 y 20 por ciento, por lo que propuso que el gobierno elimine el 15% de Impuesto al Valor Agregado, IVA, a los productores de concentrados y a la comercialización de pechuga de pollo, lo que ayudaría a estabilizar los precios por cierto tiempo.

El miembro de Apemepan informó que el precio de la libra de pollo oscila entre 16.50 y 17 córdobas, valor que consideró aceptable, porque es la carne más barata que se vende en el país. En el caso del huevo, la cajilla se oferta en 56 córdobas a la pulpería, y 51 córdobas puesto en granja.

Aclaró que el pulpero es el que tiene el mayor margen de ganancia, porque en el caso del huevo, la pulpería vende a 3 córdobas cada uno, lo que significa que la cajilla la venden en 90 córdobas.


Grandes desconocen presiones
Donald Tuckler, Secretario Ejecutivo de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos, Anapa, dijo desconocer las medidas de presión de parte del Mific señaladas por Leiva, y añadió que con el Mific han tenido una relación “adecuada” en constantes conversaciones, pero de distinta índole a las señaladas por Apemepan.

Tuckler indicó que el Consejo Superior de la Empresa Privada hará una propuesta que presentará al Poder Ejecutivo, tomando en cuenta que los precios del mercado tienen que ser atractivos para que se siga invirtiendo y produciendo, pero que el consumidor esté dispuesto a comprar.