Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

El vicecanciller de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, rechazó algunas cláusulas del tema político en la negociación del Acuerdo de Asociación que Centroamérica lleva a cabo con la Unión Europea, UE, al considerar que las mismas “tienen matices de injerencismo, son inquisitorias e incluso punitivas”.

En una entrevista que concedió en El Salvador a los periódicos La Nación y El Financiero de Costa Rica, Coronel dijo coincidir parcialmente en nueve puntos del tema político que se planteó en la tercera ronda de negociación con la UE, y que sólo en tres está totalmente de acuerdo.

El funcionario nicaragüense dijo coincidir parcialmente en el respeto a los principios democráticos y los derechos humanos fundamentales, así como el apego a la buena gobernanza y al imperio de la ley.

Coincide parcialmente también con el reconocimiento de que la proliferación de armas de destrucción masiva representa una de las más serias amenazas a la seguridad y estabilidad internacional y el reafirmar la importancia de la lucha antiterrorista.

También sobre el compromiso para la promoción del desarrollo sostenible, reafirmar la importancia de la lucha antiterrorista, reafirmar que los crímenes más graves que preocuparon a la comunidad internacional en su conjunto no deben quedarse sin castigo. Acordar el carácter del acuerdo de asociación como un acuerdo más allá del TLC como el que implica un tratado de comercio justo como lo utiliza la Unión Europea y acordar la creación y conformación de una disponibilidad financiera como el fondo común de crédito económico financiero propuesto por Centroamérica, así como la instalación de una mesa específica para la negociación de sus objetivos, condiciones y aplicaciones.

Asimismo, el equipo de Nicaragua coincide parcialmente en el ámbito migratorio, acordar el libre intercambio y flujo laboral.

Los únicos dos puntos en los que el país coincide plenamente con la propuesta de la UE son; reafirmar el compromiso de Centroamérica de poner en práctica el acuerdo marco de la Unión Aduanera y la integración de todos los estados centroamericanos al SICA.

“No tengo porqué aceptar la parte que tiene esas implicaciones de esas cláusulas”, dijo Coronel a los periódicos ticos, tras manifestar que Europa no tiene por qué pedir cosas a cambio en esos puntos.

“Europa tiene que abrirse aquí a esta región y no puede venir como vino Cristóbal Colón a llevarse todo lo que teníamos”, dijo el funcionario.

El vicecanciller señaló que Nicaragua está interesada en lograr un acuerdo de asociación con Europa, pero que el problema es que los europeos vienen con exigencias que no deberían de existir.

“Yo soy renco, soy una región así y eso es lo que tenés que tomar en cuenta… Éste es el concepto que hay que transmitir”, dijo Coronel en la entrevista.

Además, el funcionario consideró que el proceso de negociación va demasiado rápido y Centroamérica debe buscar consenso sobre cada tema. “Este proceso lleva una velocidad como que si estuviesen dos regiones integradas y tranquilamente están trabajando”, apuntó.

Coronel señaló que la velocidad de la negociación va en contra de la misma realidad de la región, porque, por ejemplo, Costa Rica no es miembro del Parlamento Centroamericano ni de la Corte Centroamericana de Justicia, además de que Panamá está iniciándose en el proceso de integración y Guatemala tampoco es miembro de la Corte.

“Nosotros sentimos que vamos demasiado presionados y que sería bueno para ambas regiones que tuviésemos un tiempo de reflexión. Hay una cosa que yo quisiera estrechar un poco que es el tema de comercio justo que tiene que ver un poco con la relación que nosotros tenemos en el ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América)”, dijo Coronel a los medios costarricenses.

Los países centroamericanos quieren que el acuerdo de asociación se firme en el primer semestre de 2009, mientras que Nicaragua quiere darse más tiempo para negociar.

Los países centroamericanos y la UE concluyeron el viernes pasado la III ronda de negociación del acuerdo de asociación con el avance en la revisión de las ofertas de acceso a mercados, aunque no resolvieron asuntos “importantes” del capítulo político.

Por su parte, el jefe negociador de la Unión Europea para la parte comercial del acuerdo de asociación Rupert Schlegelmilch consideró que al final de la ronda de negociación se logró avanzar en la identificación de los aspectos que se deben mejorar en las ofertas, aunque en algunos temas, que no precisó, aún no se logra definir cómo negociar de región a región.