•  |
  •  |
  • END

El Fondo Latinoamericano de Desarrollo (Folade) a través de la empresa Remesas Instantáneas, está impulsando entre los receptores de remesas el uso de una parte de esos fondos para el desarrollo de negocios, proyectos productivos, adquisición de maquinarias o equipos, mejora de viviendas o ahorro.

El planteamiento lo hizo el gerente general de Remesas Instantáneas, Marcelo Mayorga, quien explicó que el Folade es una asociación sin fines de lucro creada en 1993, con el objetivo de impulsar novedosos mecanismos financieros de desarrollo, y alcanzar niveles superiores de autosuficiencia en el envío y recepción de fondos familiares.

De acuerdo con Mayorga, el Folade presta servicios financieros y técnicos a entidades que trabajan en los distintos países latinoamericanos, con sectores sociales sin acceso a financiamiento convencional; y aspira a modernizarlas y consolidarlas.

En ese sentido, el Folade impulsó la formación de la empresa Red Solidaria de Remesas Instantáneas, también sin fines de lucro, para la administración de un proyecto que busca el traslado de las remesas de emigrantes latinoamericanos a sus familiares en los diferentes países de origen, de manera económica y eficiente.

Además, promueve un uso más productivo de las remesas, buscando cómo lograr que las familias ocupen al menos una parte de ellas en la gestión de negocios o la adquisición o mejoramiento de viviendas. También apoya a los migrantes en sus problemas laborales o migratorios.

De acuerdo con Mayorga, el 95% de las remesas que reciben las familias son usadas para el consumo, para el gasto. Sólo un cinco por ciento es dirigido a otros objetivos.

Remesas Instantáneas tiene en Costa Rica una red de 30 puntos de recepción de remesas en los sitios donde más se aglomeran emigrantes, fundamentalmente nicaragüenses, y tiene un total de 120 puntos de entrega en Nicaragua, instalados en micro financieras o cooperativas.

Mayorga afirmó que planean ampliarse hacia El Salvador, Honduras y Guatemala, para facilitar el traslado de remesas enviadas a esos país por migrantes de esas nacionalidades, quienes se encuentran en Estados Unidos.

Pero además se proponen este año fortalecer las redes activas en Nicaragua y Costa Rica.

El gerente de Remesas Instantáneas manifestó que el proyecto --que nació en 2007 creando las redes entre Nicaragua y Costa Rica-- dio un enorme salto en términos de un año, al ampliar la red de recepción y entrega de fondos de migrantes. Esto se debe en parte, a los bajos costos que tienen --aproximadamente el 3%-- en comparación con los bancos y otras entidades de carácter comercial, quienes tienen tarifas de entre 5 a 10 por ciento del total enviado por el remesante.

Mayorga afirmó que de hecho, en términos de los primeros tres meses de 2008, ya están enviando cuatro veces más remesas desde Costa Rica en comparación con el mismo período del año pasado, trabajando con instituciones como Acodep, Ceprodel, Fudemi, Prestanic, Prodesa, la Central de Cooperativas de Ahorro y Crédito Financieras de Nicaragua, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Avances, y la Fundación José Nieborowky.