Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

¿Por qué temer al nuevo liderazgo?

Domingo Frixione
En muchos casos los propietarios defienden la posición de que ciertos tipos de funciones NO PUEDEN NI DEBEN delegarse en terceras personas. Casos específicos: el manejo del dinero en efectivo, control de calidad de ciertos tipos de productos, cotizaciones, políticas de descuento...

Obviamente, que la sumatoria de experiencias (positivas o negativas) constituye el CONOCIMIENTO. Sin embargo, en la medida que los gerentes-propietarios cada día concluyan: QUE TODAS LAS ACTIVIDADES DE SU NEGOCIO (importantes o no) deben ser controladas por ellos mismos, propio del fenómeno de una razonable centralización, emerge el muro de contención identificado por el “insustituible” dueño de la verdad.

Por lo tanto, consideremos que la centralización es una característica positiva, en la medida que se utilice “dosificadamente”, pero altamente nociva para el desarrollo sostenible de las mipymes, porque elimina la innovación, el ingenio creativo, la participación positiva, entre otros elementos.

Sin embargo, también nos encontramos con el factor familiar, generacional y/o hereditario. SI A MI ABUELO, PADRE O TÍO les ha ido bien, ¿por qué cambiar?
Adicionalmente existen individuos cuyo código genético les exige o demanda la existencia de alguno (as) que constantemente le pregunten todo, aunque no lo necesiten. Es decir, HACER SENTIR BIEN AL JEFE.

Si unimos algunas piezas o enfoques podemos determinar:
1º. Que la CENTRALIZACIÓN es más negativa que positiva.

2º. Que la CENTRALIZACIÓN establece LIMITANTES serias para la organización.

3º. Que la CENTRALIZACIÓN tiene referencias tanto familiares como genéticas importantes.

De esta forma, contestémonos algunas interrogantes:
1º. ¿Considera que el primero en enterarse sobre todas y cada una de las actividades que acontecen en su negocio, debe ser usted?
2º. ¿Cree usted que la gente trabaja mejor si se enteran que el ÚNICO JEFE, el que manda, es usted?
3º. ¿Está convencido que si el personal de su empresa detecta que el ÚNICO autorizado para despedir es usted, la organización prosperará rápidamente?
4º. ¿Considera usted que todas las organizaciones tienen secretos indelegables?
5º. ¿De todos y cada uno de los procesos con sus etapas, el mejor conocedor es usted?
Si usted contestó AFIRMATIVAMENTE a estas interrogantes, la DELEGACIÓN está muy lejana, pero no IMPOSIBLE.

¡INICIE HOY!

Doctor en Ciencias Empresariales. Autor del libro “Autodiagnóstico de las pequeñas y medianas empresas”, y presidente de Consede. Dfrixi@hotmail.com
Celular: 8834866.