•  |
  •  |
  • END

El petróleo reanudó su loca carrera hacia nuevos records, superando por primera vez en su historia los 120 dólares el barril, ante nuevas interrupciones en la producción en Nigeria. Esto llevó a numerosos analistas a pensar que la especulación continuará.

“Los precios tienen todavía un buen margen de aumento”, afirmó Ben Tsocanos, estratega de calificación financiera en Standard and Poor’s.

El barril de “light sweet crude” llegó a 120.36 dólares hacia las 17:20 horas GMT en el New York Mercantile Exchange (Nymex), un nivel inédito desde el inicio de su cotización en 1983 en Nueva Cork, y un incremento de 4.04 dólares en relación a la noche del viernes, terminando la sesión en 119.97 dólares, un nuevo récord de cierre.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte, más pesado y sulfurado, alcanzó otro techo en sesión con 118.58 dólares, un nuevo techo absoluto, culminando en 117.99 dólares, su mayor nivel histórico de cierre.

Los precios del crudo prácticamente se duplicaron en ambos márgenes del Atlántico, en un año.

“Toda amenaza sobre la disponibilidad recuerda a los inversores que la capacidad de producción es débil, de allí la volatilidad de los precios”, explicó Eric Wittenauer, analista de Wachovia Securities.

Sabotajes en las instalaciones nigerianas del grupo petrolero Shell, y un incremento de la tensión geopolítica entre Occidente e Irán, segundo productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reavivaron los temores del mercado ante el equilibrio precario entre una oferta limitada y una demanda en fuerte crecimiento.

Acciones bélicas impulsan alza
Militantes armados nigerianos del Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND), atacaron las instalaciones petroleras que el grupo anglo-holandés Shell tiene en la región de Bayelsa, en el sur del país, lo que afectó a la producción, indicó el domingo el movimiento armado.

Algunos oleoductos fueron afectados, y Shell, que exporta cerca de 900 mil barriles diarios de una producción nacional de 2.5 millones de barriles diarios, debió reducir su producción, indicó un portavoz del grupo.

Nigeria, octavo exportador mundial de crudo, produce solamente algo más de 2 millones de barriles diarios, o 25 por ciento por debajo del nivel normal, a causa de la inseguridad que reina en la región.

Irán, a través de su guía supremo, el ayatolá Alí Khamenei, reanudó su enfrentamiento con Occidente afirmando que continuará su programa nuclear, pese a las amenazas de las grandes potencias. En vista de los renovados temores sobre el aprovisionamiento, “la burbuja petrolera no está cerca de explotar”, estimó Phil Flynn, analista de Alaron Trading, máxime cuando las reservas mundiales disminuyen y las economías de los países emergentes --con China e India a la cabeza-- consumen cada vez más energía.

“Es la prudencia que empuja a los inversores a abalanzarse sobre el petróleo cada vez que hay interrupciones de la producción”, subrayó Ben Tsocanos.

Pero según James Williams (WTRG Energy), “en el pasado, los mercados enfrentaron interrupciones de producción y aprendieron a integrar ese factor. Cuando hay sabotajes en un oleoducto, se repara, toma solamente algunos días, eso no justifica una disparada vertiginosa de los precios”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus